Otro femicidio: mató a su esposa delante de su hija y se suicidó

Un hombre mató a su esposa disparándole con una pistola y luego se suicidó, tras una discusión de la que también participó la hija de ambos, en el domicilio que compartían en un barrio del noroeste de la ciudad de Córdoba.

De acuerdo a lo informado por los investigadores del caso, el femicidio ocurrió en el barrio La France pasada las 21 del domingo, cuando Alberto Bolomo, de 50 años, discutió con su esposa, Patricia Gómez, de 53, en presencia de su hija, de 19 años.

A pesar de la intervención de la joven intentando detener el conflicto, Bolomo disparó varias veces contra su esposa con una pistola Bersa calibre 22 y le provocó la muerte en el domicilio ubicado en la calle Juan de Rivadeneyra 3231.

Posteriormente el sujeto, con la misma arma, se disparó en la cabeza y, a pesar de haber sido trasladado y asistido por facultativos del Hospital de Urgencias, falleció alrededor de las 3 de la madrugada.

Según lo publicado ayer por el diario La Voz del Interior, un vecino relató que tras el desgraciado suceso la joven salió a la calle para solicitar ayuda.

Los mismos testigos aseguraron que eran frecuentes las situaciones de violencia de género en la pareja ahora fallecida, y que años atrás Bolomo había prendido fuego la casa.

La hija de ambos, de 19 años, estaba en su pieza, escuchó una discusión e intentó intervenir, pero su padre la separó y luego ultimó a su mamá de varios disparos en el patio de la casa. "La chica salió a la calle pidiendo ayuda", dijo un vecino a radio Mitre.

El hombre también relató que, años atrás, ya se habían registrado otros hechos de violencia de género. "No recuerdo bien la fecha, pero el agresor también le había prendido fuego a la casa", dijo el vecino.

El antecedente

Patricia, de 53 años, la mujer que en la noche del domingo fue asesinada a balazos por su esposo, Alberto Bolomo (50), había sobrevivido a un ataque de este en el año 2005, en la misma casa de barrio La France. Claramente se trató de un sangriento hecho que se podría haber evitado.

Una historia violenta. Hace 13 años, en la misma casa, Bolomo baleó a Patricia y luego intentó quemar la casa. Incluso generó humo que se presenció a lo largo de toda la cuadra, cortada por policía y miembros del Eter que negociaban su entrega.

El hombre se atrincheró y amenazó con matarse. Finalmente accedió a entregarse a los uniformados, por ese entonces respondiendo al fiscal Juan Manuel Ugarte. Patricia salvó por casualidad su vida.

Bolomo, en tanto, fue arrestado e imputado, pero tiempo después quedó en libertad porque las pericias psicológicas indicaron que no comprendió la criminalidad de sus actos y, como tal, era inimputable.

Bolomo "estuvo impedido de comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones", indicaron los estudios que le realizaron después del incidente, según difundió La Voz del Interior.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...