Preocupa el beneficio que podría  recibir la joven acusada de matar a un  abuelo

El brutal crimen de don Bernabé Fortunato López, de 89 años, el 21 de diciembre en horas en la calle General Paz al 800 de esta ciudad, dejó a su familia con un profundo pesar, tristeza que se agudizó durante prácticamente un mes, tiempo en que el abuelo luchó por vivir en terapia intensiva. Tras su fallecimiento, los seres que aman a Fortunato no descansaron hasta buscar a los culpables de semejante horror. Al cabo de 10 días prófugos, la Brigada de Investigaciones logró detener a una pareja acusada del crimen: Alan Nahuel Arias (23) y María del Valle Guaymán (21). El abogado defensor de esta última solicitó el Juzgado de Garantías 5 el beneficio de la prisión domiciliaria para la joven, quien al parecer está embarazada. Acción que preocupó de sobremanera a los nietos de la víctima, quienes exigen y claman para que "la Justicia de Salta no la beneficie".

Hoy podría ser un día clave en la causa que investiga el cruento crimen que sufrió un abuelo de 89 años en su casa el viernes 21 de diciembre, entre las 8 y 11. "Mañana -por hoy- habrá una audiencia de imputación donde la señora Guaymás pidió declarar porque en la primera audiencia se había abstenido de hacerlo", le dijo a El Tribuno la doctora Sandra Domene, representante legal de la familia López.

  La pareja de jóvenes imputados, Alan “Ruso” Arias y María “Beba” Guaymás.

Antes de la feria de fin de año ambos imputados, a quienes se conoce con los apodos de Ruso y Beba, tenían un solo abogado defensor, tras la feria cada uno quedó con un letrado oficial. El viernes pasado le llegó a Domene, desde el Juzgado de Garantías 5, una cédula donde le informan sobre algunas solicitudes entre las que se encuentra la de "librar oficio al hospital Materno Infantil para que se realice la revisión médica de la imputada María Alejandra del Valle Guaymás e informe si se encuentra embarazada, el tiempo de gestación y si la condición de encierro le impide cursar normalmente su embarazo".

"Hay muchas mujeres que estando embarazadas cursaron sus días privadas de su libertad, tuvieron a sus hijos en ese contexto e incluso viven actualmente con ellos, hay casos en Villa Las Rosas por ejemplo", expresó Domene y agregó: "Evidentemente la situación de encierro a cualquier persona le puede afectar, pero ella -por la imputada- es una persona que delinquió y lo hizo de manera voluntaria. El hecho que pueda seguir con prisión domiciliaria hace que no estemos ante un importante riesgo de fuga. No tenemos que olvidar que ambos estuvieron 10 días fugados, se trata de personas acostumbradas a la situación de calle". La doctora sostuvo que existen elementos de convicción para sostener la imputación que se les aplicó hasta el momento: homicidio doblemente agravado por ensañamiento y criminis causa que prevé la pena de cadena perpetua.

La abogada de la familia de la víctima añadió también que en caso de que el Juzgado de Garantías decida otorgarle el beneficio de prisión domiciliaria, "la imputada iría a la casa del padre, donde no la cuidaron cuando deberían haberlo hecho, cuando estaba en libertad. ¿Cómo ahora sí podrá hacerlo?". Alguno de los elementos que esa trágica mañana se robaron de la casa del abuelo fueron secuestrados por los sabuesos salteños en la casa del padre de María "La Beba" Guaymás, ubicada en el barrio 9 de Julio de esta ciudad. "Por más tobillera que exista, no se puede correr el riesgo de una fuga que efectivamente puede existir".

El grito

Al enterarse del posible beneficio que podría recaer en una de las imputadas, los nietos de Fortunato López salieron a gritar a los cuatro vientos, solicitando por favor a la Justicia y al gobernador provincial que no se otorgue dicho beneficio. A través de un comunicado que titula "La asesina del abuelo quedaría en libertad", la familia sostuvo: "La familia agradece la actuación de la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas 1, a cargo de Pablo Rivero, quien se opuso a la prisión domiciliara para una de las imputadas del crimen. Pero pedimos por favor que el Juzgado de Garantías que debe resolver dicho tema tome en cuenta que se trata de una mujer que vivió en situación de calle, que costó 10 días encontrarla y la tobillera muchas veces no funciona", reza el pedido entre otras líneas.

Cinco minutos antes de quedar en coma Fortunato López (89) declaró que había sido una pareja, un chico y una chica, y que ella fue quien le lanzó gas en los ojos. El abuelo de 89 años terminó con fractura de tórax, de tabique nasal, de cráneo y fractura de la cervical. En el momento de la tremenda golpiza que sufrió, fue arrastrado por la casa y llegó a defecar y orinarse del dolor, el abuelo se encontraba casi inmóvil y se trasladaba con muletas. Se trataba de un hombre fuerte, exboxeador en sus años mozos, quizás por eso y algunos otros factores pudo soportar y agonizar casi 30 días. Al abuelo también lo ahorcaron con un trapo -elemento secuestrado-, sufriendo un brutal sometimiento.

Buscan a una tercera persona

La doctora de la familia López, Sandra Domene, había solicitado que los sospechosos sean imputados por “robo agravado por el uso de arma impropia en concurso real, homicidio doblemente agravado por alevosía, y concurso premeditado de dos o más personas”. Esto último se debió a que “estamos buscando una tercera persona, no aparecieron todos los bienes, falta una cama y tres sillas. Creemos que puede haber un tercero que participó y trasladó esos elementos”, apuntó la letrada. El remisero que llevó a la pareja del lugar quedó absuelto porque dijo haber sido víctima de la pareja.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...