El péndulo entre la  inflación y el déficit

La iniciación de las paritarias se produce en medio de una fuerte crisis gremial en el seno de la ADP. Patricia Argañaraz, cuestionada por los sectores radicalizados, logró en estos días una movilización importante en diversos puntos de la provincia. El conflicto, de todos modos, no genera el clima más favorable.

Los grupos más duros (y politizados) como ATE, UDA y Sitepsa plantean demandas que van muy por encima de las previsiones inflacionarias. Incluso, reclaman hasta un 35% de incremento. La negociación, sin embargo, irá por otro rumbo.

La incógnita será cómo se gradualiza el incremento del 23% a lo largo del año y cómo se ha de motorizar la reapertura periódica de las paritarias, si la inflación se desboca.

Los sindicatos irán con reclamos firmes y el Gobierno provincial anticipa que no está dispuesto a otorgar aumentos por encima de la inflación.

La negociación salarial estará regida por el incremento de precios (que es por ahora una suposición) y el nivel de ingresos al Tesoro provincial, que no necesariamente crecerá al ritmo de los precios.

Yarade ya anticipó que el Gobierno no piensa repetir la mala experiencia del déficit de 2017 "ni los aumentos desesperados de provincias que luego colapsaron",

El monitoreo, un instrumento clave 

Los gremios más representativos llegarán a la negociación con una fuerte preocupación: coinciden en que 2018 fue “un año negro”.
El secretario de AMET, Eloy Alcalá, estima que la inflación del año pasado le sacó casi 10% a los acuerdos logrados. “Vamos a ver cómo podemos recuperarlo y cómo vamos a hacer para actualizar los montos”.
El dirigente ya anticipó que la negociación con Yarade va a girar en torno de las previsiones del 23%. 
El secretario de AMET también envió señales alentadoras al reconocer como “positiva” la predisposición del Gobierno para monitorear permanentemente el poder adquisitivo de los salarios e ir reabriendo las paritarias a lo largo del año. Habrá otras cuestiones, como las juntas de las calificaciones, titularizaciones, nombramientos, traslados. Pero la inquietud central está en la inflación y los sueldos. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...