Finalmente, el concejal Rodríguez  fue destituido por unanimidad

En la jornada de ayer, en una sesión escueta, los ediles norteños trataron el proyecto de resolución presentado por el concejal Carlos Manzur, del bloque de la UCR, solicitando la destitución del concejal Ramón Rodríguez, acusado de abuso sexual en perjuicio de una joven de 22 años.

La decisión fue tomada por unanimidad por sus pares, tras la reanudación del cuarto intermedio de anteayer.

"El reemplazo de Rodríguez es Silvia Alejandra Aguirre, según la lista ganadora en las últimas elecciones, pero tendremos que esperar la designación del Tribunal Electoral", expreso el concejal Manzur, autor del proyecto. En la jornada del martes se realizó una sesión especial donde se trató el proyecto del concejal del bloque de la UCR Carlos Manzur, en el que solicitaba en primer lugar la separación del cargo del asesor legal Fernando Tulián, y en segundo lugar la destitución del Concejal Ramón Rodríguez, acusado de abuso sexual.

Como se recordará, el proyecto de resolución solicitando la separación del cargo del asesor legal Fernando Tulián surgió luego de que se conociera que también oficia como abogado defensor del gendarme Claudio Sánchez, el otro imputado en la misma causa. Por lo tanto, los ediles consideraron incompatible que siguiera en el cargo que ocupa en el Concejo Deliberante.

A la hora de los argumentos, el concejal Manzur, autor del proyecto, "sugirió cambiar el paradigma y que el nuevo asesor legal sea elegido por concurso, y no que se lo elija a dedo", sin embargo no tuvo el consenso de sus pares. Tulián fue removido de su cargo e inmediatamente reemplazado por el abogado Bruno Prieto Gianotti, a pedido del concejal Matías Cala.

Ramón Rodríguez está imputado y detenido por una denuncia en su contra por abuso sexual, al igual que el gendarme Sánchez. El martes la sesión se quedó sin quórum cuando se levantó de su silla el concejal Cala.

Un culebrón a la mexicana

Los oranenses no salen de su asombro y el caso pasó de ser grave a convertirse ayer en un sainete. Ayer el cuerpo de concejales tenía agendada la continuación de la sesión especial para analizar el pedido de destitución de Rodríguez, mediante un proyecto presentado por el concejal Carlos Manzur. Curiosamente, a primera hora de la mañana del martes se conoció que Rodríguez había presentado la renuncia con carácter indeclinable a la banca que ocupaba en el cuerpo. Posteriormente, el cuerpo se reunió, despidió al asesor letrado por actuar paralelamente como defensor del gendarme coimputado por el mismo delito que Rodríguez y nombró a otro abogado. Pero al momento de tratar el proyecto de destitución se pasó a un cuarto intermedio ante la falta de quórum.

Ayer, para asombro de todos, apareció una nota en mesa de entradas en la que supuestamente Rodríguez daba marcha atrás, denunciaba que fue obligado a renunciar en contra de su voluntad, se retractaba y pedía que se le otorgue, "en todo caso", licencia sin goce de haberes mientras dure su proceso judicial. Lo impresentable, lo criticable, lo increíble, es que las firmas de ambas notas, la de anteayer y la de ayer no son ni parecidas; no se parecen en nada. Y para colmo de males, la fecha de ingreso de la nota es manuscrita y dice 13 de febrero de 2018, mientras que la del sello de ingreso de anteayer dice claramente 12 de febrero de 2019.

x

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...