La historia de Universitario, un club que intenta salir del olvido y de la postración

El Club Social y Deportivo Universitario es una de las tantas instituciones desconocidas de nuestra capital que lucha por subsistir y progresar, con la misión de dejar el anonimato y convertirse en un punto estratégico de contención social para cientos de chicos de la zona norte de la capital salteña.

El club se ubica justamente en barrio Universitario, muy cerca de la Universidad Católica de Salta.

Fundado el 24 de julio de 1988, por Personería Jurídica N° 553, este humilde, pujante y olvidado club, que fue postergado durante décadas, posee un predio cedido en comodato por el Gobierno en noviembre de 2001, en el cual se construyó una cancha, pero resta por hacer un arduo trabajo para intentar ponerlo de pie. 

Desde hace un poco más de un año Universitario es presidido por Marcelo Eduardo Guanca, quien fue electo en asamblea en noviembre del 2017, junto a otros 15 nuevos entusiastas directivos.

La falta de recursos económicos, una moneda corriente en la actualidad, es el mayor obstáculo que impide el crecimiento de esta institución.
“Somos muy pocos socios los que aportamos, hay muchos que están en el padrón, pero no activos. Queremos darle vida a esto porque es un predio hermoso y grande”, explicó Guanca con optimismo.

La nueva comisión directiva, a base de gran esfuerzo personal, logró dar un pequeño paso y abrió la escuela de fútbol a la que asisten tres veces por semana alrededor de 40 chicos: “Se formó a fines del año pasado, está manejada por tres profesores de educación física que trabajan sin cobrar un sueldo.

Queremos que la gente vea que se está haciendo algo y se acerque, que los padres aporten algo. Después los chicos podrán venir gratis, no hay problema con eso. Necesitamos hacer socios que colaboren para cortar el pasto y con el mantenimiento de la cancha, entre otras cosas”, dijo el presidente de Universitario.

Por ahora los dirigentes aportan una cuota mensual de 50 pesos, una cifra ínfima e irrisoria que está lejos de satisfacer y cumplir los gastos básicos.
“Estoy organizando una reunión para los próximos días para definir cuánto se cobrará para ser socio. Calculo que serán 100 pesos por mes, más no se puede pedir. La gente está un poco descreída porque hace mucho no se hace nada en el predio”, explicó Guanca, apelando a la colaboración de los vecinos, porque este auspicioso proyecto nutrirá tanto a Universitario como a zonas aledañas, como ser Castañares, Ciudad del Milagro, Parque Belgrano, entre otros barrios.

El plan inmediato y la máxima preocupación de los dirigentes de Universitario es poner en condiciones el predio: esto significa desmalezar y una limpieza general para proteger la integridad de los chicos y darles tranquilidad a los padres.

“La prioridad es limpiar todo, la Secretaría de Deportes nos colaboró con redes, pelotas y estoy tratando de conseguir camisetas, más que nada para la escuela de fútbol. El único ingreso que tenemos es el alquiler de la cancha para algún campeonato de veteranos, pero eso ni siquiera nos alcanza para cortar el pasto”, manifestó con cierta resignación el titular de Universitario.

Pese a todos los obstáculos que se presentan cotidianamente, Marcelo Guanca no se da por vencido y sueña con llevar a su club a los primeros planos del fútbol salteño: “Tenemos el proyecto de armar viarias divisiones en las inferiores, y algún día entrar a la Liga Salteña, pero es muy difícil. Estuve hablando con Daniel Cáseres (presidente de la Liga) y hay muchas cosas por hacer y reglamentos que cumplir. Todo eso implica un costo y nosotros estamos trabajando a pulmón, a corto plazo será difícil”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...