Duras condenas para los ocho acusados de violar a la niña wichi

La noticia que daba a conocer El Tribuno hace cuatro años conmocionaba al país. Una niña wichi de solo 13 años, con retraso madurativo, había sufrido un ataque sexual en manos de un grupo de depravados. Después de algunos años, en la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal ayer se bajó el telón de un capítulo más en tan aberrante historia. El tribunal colegiado dispuso condenar a la pena de 17 años de prisión efectiva a los seis adultos que llegaron a juicio, mientras los dos menores fueron declarados responsables. 
Los ocho hombres fueron encontrado culpables del delito de “abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor de 13 años mediando violencia, aprovechándose de la falta y libre consentimiento en el ámbito de violencia de género calificado por el número de personas y agravado por la intervención de menores de 18 años, todos en grado de coautores”.

 

La audiencia, que se llevó a cabo en la norteña ciudad de Tartagal, comenzó en horas de la mañana, cuando las partes llevaron a cabo sus alegatos. El primero en hacer uso de la plabra fue el representante del Ministerio Público Fiscal, a cargo del doctor Pablo Cabot. Luego siguió la parte querellante, bajo la responsabilidad de la defensora de Violencia de Género la doctora Andrea Magadán, quien elevó el pedido de pena para los imputados respecto a lo manifestado por el investigador fiscal. A su turno, llegaron los alegatos de la defensa, a cargo de Sergio Heredia, quien estuvo acompañado por los letrados Natalia Pagani y Marcelo Arancibia.
La defensa de los imputados alegó durante casi tres horas, tiempo en que resaltaron la falta de prueba en los hechos donde se acusan a sus defendidos. Para los defensores la falta de pruebas forenses debía conducir a los magistrados a considerar la falta de certezas en la causa, y como consecuencia de esto último la absolución de sus defendidos por la duda. Después de los alegatos, los magistrados pasaron a deliberar y cerca de las 17 de ayer dieron el fallo.

La investigación

La pena impuesta a los ocho acusados coincidió con la condena solicitada por el fiscal de la causa, Pablo Cabot, quien en base a las pruebas y testimonios expuestos en el debate dejaron en claro la participación de los acusados en el aberrante hecho. 
El investigador resaltó las declaraciones de dos menores, quienes intentaron impedir que los imputados se llevaran a la niña que posteriormente fue abusada, una violación donde no les importó absolutamente nada: ni la edad de la víctima, ni el retraso madurativo que padece la menor.
Cabot indicó que los testimonios de las dos testigos menores de edad fueron claros y contundentes, ya que no solo permitieron establecer lo sucedido, sino también identificar a los autores que finalmente llegaron a juicio. Asimismo, señaló que la propia víctima pudo relatar lo ocurrido.
“Mediante los elementos probatorios analizados se constató que los imputados accedieron carnalmente a la menor víctima, valiéndose del número de autores, del uso de la fuerza, la violencia física y de las condiciones psíquicas y físicas de la víctima, las que le impidieron neutralizar el ataque de los causantes”, resaltó el fiscal Cabot.
En ese sentido el fiscal Cabot solicitó la aplicación de una pena de 17 años de prisión para Jorge Gabriel Salas, Sebastián Matías Salvatierra, Pantaleón Javier Mansilla, Luis Fernando Lamas, Omar Alcides Arias y Juan Domingo Verón. También solicitó con respecto a los dos menores juzgados, que sean declarados penalmente responsables.
 

La menor fue arrastrada varios metros    

En este tipo de hechos tan delicados los alegatos se convierten en instancias crudas. Ayer, en la Sala I del Tribunal de Juicio en Tartagal, no fue la excepción, cuando el fiscal entró en algunos detalles del momento en que violaron a la nena de 13 años. Según el investigador, la menor fue arrastrada con violencia desde una cancha de fútbol hasta unos arbustos. Violencia que también emplearon para violarla, quedando acreditado que la niña sufrió lesiones en sus órganos.
Para consumar la violación los condenados se valieron del número y la fuerza para someter a la niña, que sufría de problemas físicos y psíquicos. Además, el hecho se agrava no solo por el número de abusadores sino también por la presencia de menores en el delito. Todo esto sumado a los problemas psíquicos de la menor hicieron que los jueces contemplaran todas y cada una de las pruebas y circunstancias para emitir un duro fallo.
Antes de pasar a deliberar, los ocho imputados tuvieron tiempo de decir sus últimas palabras, momento en que aprovecharon para volver rechazar la acusación y declararse inocentes. 
Los magistrados, Anastasio Vásquez Sgardelis (presidente), junto a los vocales Osvaldo Chehda y Ricardo Martoccia, pasaron a deliberar y luego dieron a conocer la sentencia.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...