Política
D'Alessio y los salteños: una fábula de "política ficción"
El expediente por extorsión contra el falso abogado descarta cualquier vínculo con Sáenz. Y la acusación contra Olmedo es sesgada.

Una red de medios kirchneristas interesados por frenar las investigaciones de las que participa el fiscal Carlos Stornelli difundió una grabación donde el falso abogado Marcelo D'Alessio (supuestamente) le pide una coima de 300 mil dólares al productor Pedro Etchebest en nombre del fiscal, para evitar ir preso en la causa de los cuadernos. En la conversación, grabada por Etchebest, D'Alessio le dice que el intendente de Salta, Gustavo Sáenz, forma parte de esa trama. Una foto tomada por el hijo de Etchebest (según se desprende del expediente) muestra al falso abogado, al fiscal y al intendente compartiendo un café Pinamar. Los tres explicaron a El Tribuno que el encuentro fue casual y que D'Alessio y Sáenz se conocieron en ese instante.

Stornelli denunció a D'Alessio y este, a su vez, no dio una explicación clara acerca de lo que pretendía en su conversación con Etchebest. Respondió con evasivas y dijo que, en definitiva, todo se resumía en un ataque contra Stornelli.

Sáenz le exigió al periodista Horacio Verbitsky, que había difundido la información, que se retractara. Este lo hizo, en cierta medida. En un programa televisivo con el también kirchnerista Roberto Navarro, el excolumnista de Página 12 explicó que se había limitado a informar sobre el hecho. Lo que no informó, en ese momento, es que Etchebest había estado involucrado en denuncias sobre manejos de fondos en la Oncca, y que de allí venía su conocimiento con D'Alessio. Y tampoco dijo que el finquero había elegido para la denuncia de extorsión a un juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, figura destacada de la corriente kirchnerista Justicia Legítima.

En el expediente donde está imputado D'Alessio por asociación ilícita y extorsión, en el que abundan declaraciones del denunciante que muestran la complejidad del delito en cuestión, dice en forma categórica que "en relación a Gustavo Sáenz y su presencia en dicha reunión, cabe referir que con excepción de su presencia en la misma mesa no existe una sola probanza en el expediente que lo sindique como partícipe en las maniobras que se investigan, a excepción de los dichos del propio imputado en sus conversaciones con el denunciante, en las que lo señalaba como cajero del fiscal... A la luz de la orfandad de otros elementos objetivos independientes que concuerden... se concluye que tales referencias formaban parte del ardid propio de la maniobra extorsiva que se hallaba llevando adelante". El juez Ramos Padilla ya procesó y dictó la prisión preventiva contra D'Alessio y ordenó la detención de los ex comisarios bonaerenses Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, acusados de participar en las extorsiones.

Traspié con Olmedo

La versión que involucra al diputado salteño Alfredo Olmedo con D'Alessio también surgió de un medio kirchnerista. Tiempo Argentino reveló que Olmedo había mantenido dos reuniones con el falso abogado. Según el legislador salteño, se reunió en dos ocasiones con D'Alessio y los ex comisarios Degastaldi y Bogoliuk, todos detenidos por la denuncia de extorsión formulada por Etchebest.

Olmedo informó que el falso abogado le propuso ser su jefe de campaña. "Lo escuché, para formarme una idea, aunque le hice saber que esa función la cumple Julio Pizetti". Olmedo dijo a El Tribuno que una de las razones por la que las conversaciones se cortaron fue el tipo de campaña que le proponía D'Alessio. "Habló de pagar a los medios, que no es mi estilo, y de comprarme un título universitario. Imposible seguir adelante. Esa no es mi visión política"

El diario digital Tiempo Argentino comete un error. Se pregunta: "¿Qué tenían que ver D'Alessio y Olmedo? Según quién cuente la relación, el diputado salteño se acercó al abogado hoy detenido por extorsión buscando un contacto con la Embajada de los Estados Unidos. Pero en el entorno de Olmedo sostienen que fue al revés, que D'Alessio le dijo que la legación diplomática norteamericana estaba interesada en su candidatura y quería cola borar".