En el norte, 7 de cada 10 llamadas  al 911 son broma

El Servicio de Emergencias 911 es fundamental en la provincia. Lo lamentable es que en Orán y Tartagal, en algunas semanas, el 70 por ciento de las llamadas que se reciben son en broma y no para una intervención real. En la ciudad, las llamadas falsas llegan al 40%.

"En Orán y Tartagal hay semanas que hasta el 70% de las llamadas son falsas. Hay una área del 911 que lleva charlas de concientización a los colegios y eso es lo que queremos impulsar este año", señaló el coordinador del 911, Agustín González.

El funcionario contó que en la ciudad se trabajó mucho en concientización, y actualmente se bajó al 40% las llamadas falsas. En 2015, seis de cada 10 llamadas eran en broma en la capital. Con la reforma del Código de Contravenciones de la Provincia, a fines de 2015, se comenzó a penar con hasta 20 días de prisión o multa económica a quienes llamen por broma al 911.

Llamados al sistema

"En 2016 estábamos con 5.000 llamadas diarias. Y en 2018 no llegamos a los 4.090 llamados por día. Esto lo atribuimos a la baja de las llamadas falsas. Si bien hay más cantidad de usuarios, hay más calidad en las alertas", remarcó.

Entre los llamados falsos o nulos al sistema, la gente muchas veces llama y se queda callada, o pide información de nombres de calles. Es por eso que desde el 911 piden que los llamados solo sean para intervenciones reales.

Uno de los objetivos que siempre manejan desde el sistema de emergencias es bajar los tiempos de respuesta. De acuerdo a los registros, en 2016 el tiempo de respuesta era de 8 minutos, en 2017 se subió a 8,50, de promedio. Y en 2018 se bajó a 8,26. González cuenta que para este año esperan bajar esa cifra.

Tiempos e intervenciones

A la hora de hacer un ranking de las intervenciones, desde la dirección del 911 afirman que los mayores pedidos de alerta se dan por: desorden en la vía pública y violencia familiar, y aclaran que siempre la conflictividad social está en los primeros lugares.

Luego siguen en la lista ruidos molestos, alcohol, robo y hurto, contravenciones en general y venta de droga. La zona sur de la ciudad es la que siempre prevalece, en cuanto a cantidades de llamadas.

Si bien los hechos de violencia y delictivos ocurren todo el tiempo, hay momentos del año y de la semana, cuando se llama más al 911 para alertar por una situación.

Agustín González cuenta que hay varias épocas del año destacadas en materia de requerimiento del servicio. "Claramente fin de año es una época fuerte. En enero baja un poco porque la gente se va de vacaciones y en febrero, con el carnaval, aumentan las intervenciones", aseguró.

También, de jueves a domingo aumenta la cantidad de llamadas. Y desde la madrugada del lunes comienzan a bajar drásticamente los pedidos de ayuda, hasta el miércoles a última hora.

Actualmente, el servicio de 911 está en la Ciudad de Salta, Orán, Tartagal, Metán y Rosario de la Frontera. En el Valle hay centros remotos, como en Cafayate. Las llamadas ingresan a Salta y se despachan a Cafayate.

Hay 50 violentos monitoreados

La violencia contra las mujeres sigue calando hondo en Salta, donde continúa vigente la emergencia en esta materia. Es por eso que la prevención es un punto clave.

En la actualidad, en la ciudad, el 911 está monitoreando 111 botones antipánico que están en manos de mujeres víctimas de violencia de género o violencia intrafamiliar. Ahora también tienen a su cargo 50 sistemas duales de monitoreo.

"Seguimos con el mismo promedio de activación: cada dos días una persona activa un dispositivo y se realiza una intervención policial real", señala Agustín González.

Con el sistema de monitoreo dual se trata de poner el ojo en el agresor. Ya que este tiene una pulsera y la víctima un botón antipánico, pero cuando el violento comienza a acercarse a la zona considerada de advertencia respecto de la ubicación de la víctima, la situación se detecta en el centro de monitoreo y se activan las actuaciones policiales.

Otras formas de alertar

En la Ciudad de Salta, Orán y Tartagal hay 173 Alarms Box ubicados en puntos estratégicos como plazas, parques, espacios verdes y/o de recreación.

Se trata de dispositivos similares a una caja que tienen un botón similar al de un portero electrónico, que sirven para alertar a la Policía sobre situaciones de riesgo. Hay dos tipos de aparatos. Uno bidireccional, que funciona donde hay cámaras, por lo que uno aprieta el botón de la cajita y la cámara enfoca al que está apretando y se puede comunicar con personal policial.

Después está el unidireccional, que funciona como un botón antipánico. La víctima lo acciona y directamente se deriva al personal policial más cercano a ese lugar. En este caso, no hay comunicación.

La idea es colocar ahora más Alarms Box en distintos puntos, ya que tuvieron buenos resultados; aunque muchos ya fueron vandalizados.

"La nueva lógica de los nuevos centros que vayamos agregando es directamente que las llamadas ingresen a Salta capital, y por medio de nuestro sistema se derive al lugar de donde vino la llamada y que desde ahí se despache recurso policial", concluyó González.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...