Campo Santo: un joven apareció eviscerado en el monte

La Brigada de Investigaciones de General Güemes investiga el caso de un joven de 24 años que apareció eviscerado en una zona boscosa cerca de Betania, en jurisdicción de la localidad de Campo Santo. El cuerpo sin vida de la víctima fue encontrado por un tractorista a unos 50 metros de un camino vecinal, en inmediaciones de la finca de la familia Causarano, informaron fuentes policiales.

De acuerdo con los datos suministrados por los familiares, el hecho habría ocurrido entre la noche del jueves y la madrugada de ayer. Eran las 7.30 cuando el testigo pudo divisar el cadáver del muchacho en medio de unos pajonales. Estaba con las vísceras a la vista, lo que evidenciaba que había sido víctima de un ataque con arma blanca. Lo tractorista llamó de inmediato a la policía, y cuando esta llegó junto al médico del centro de salud de Betania comprobó que el joven estaba sin signos vitales.

Con la intervención del juez de Garantía de turno se dispuso el traslado del cadáver hasta hospital Joaquín Castellanos, en la ciudad de General Güemes, donde se determinó que había recibido 16 heridas punzantes en el cuello, torso, y un corte de unos cincuenta centímetros en el abdomen. Esto explica por qué estaba con los intestinos al aire libre. También se detectaron lesiones en las manos, lo que indicaría que el joven intentó defenderse del ataque.

Horas después la policía identificó a la víctima como Franco Segundo, con domicilio en el pueblito tabacalero de Betania. A partir de los datos aportados por los familiares de Segundo, la Brigada de Investigaciones detuvo al principal sospechoso del brutal homicidio, cuya identidad no se dio a conocer por el "secreto del sumario".

Las fuentes consultadas por El Tribuno señalaron que cuando los efectivos policiales llegaron al domicilio del imputado en Betania, este se mostró nervioso. También dijeron que en la vivienda se encontró un arma con el que habría sido cometido el homicidio y otros elementos que comprometen su situación. Se informó que para hoy está previsto que el detenido sea indagado por el fiscal de la causa.

Eran amigos

Un dato que llamó la atención de los investigadores de la policía gemense es que los familiares de Segundo habrían manifestado que la víctima y el victimario "eran amigos". Según los informantes, la madre del joven relató que este le comentó que había recibido un mensaje por whatsapp para encontrarse con el sospechoso el jueves a la noche.

El encuentro de los protagonista de esta dramática historia fue a un costado de un camino vecinal. Los pesquisas sospechan que por los golpes que presentaba Segundo en el pómulo, nariz y boca, todo indicaría que hubo una pelea a golpes de puño y que en esas circunstancias el homicida extrajo un cuchillo y atacó a su ocasional adversario.

Las 16 heridas que presenta Segundo grafican que fue víctima de un ataque feroz. La autopsia determinó que el muchacho presentaba una herida profunda en el cuello y que habría sido esa lesión la que le impidió defenderse. Aparentemente, luego de que cayera desvanecido el homicida le habría provocado el extenso corte en la zona abdominal que provocó su evisceramiento. Si bien no se conocieron detalles de la autopsia, se estima que el vecino de Betania murió desangrado.

Hipótesis

En torno a este aberrante crimen, lo que la Brigada de Investigaciones trata de determinar son las causas del enfrentamiento entre los "amigos".

Algunos deslizaron la posibilidad de que la pelea se habría producido por "cuestiones de pollera". Otros especularon con que la bronca se produjo por alguna deuda. Sin embargo, las fuentes consultadas dejaron entrever que en un principio esas hipótesis estarían descartadas.

"Estamos recabando una serie de informaciones relacionadas con la vida de la víctima y el principal sospechoso del homicidio, y por el momento no podemos adelantar nada", dijo una fuente cercana a la investigación.

El fiscal de la causa ordenó el secuestro de los teléfonos celulares de ambos para ser sometidos a pericias. Los pesquisas creen que de los mensajes de texto y de voces que ambos intercambiaron por la aplicación Whatsapp podría surgir la clave de lo que sucedió. Un detalle que también llama la atención es el hecho de que Segundo y el supuesto homicida se hayan encontrado en un sitio alejado del pueblo de Betania, en una zona cubierta por vegetación, y sobre todo en horas de la no che.

Una de las teorías que se manejan es que probablemente el joven Segundo se trasladó al lugar mediante engaño. En ese sentido se especula con la posibilidad de que la víctima llegó confiada al lugar, sin pensar que iba a ser víctima de un ataque. Tampoco se descarta que otra persona haya participado en el hecho.

Conmoción en el pueblo

El asesinato del joven Segundo causó honda conmoción en el tranquilo pueblito de Betania. El lugar es habitado por campesino y trabajadores del tabaco.

Lo que a todos llamó la atención es que haya sido asesinado de manera brutal por una persona a la que conocía, y que según la familia era su amigo. 

Respecto al imputado, anoche a última hora una fuente consultada por este medio dijo que sería de apellido Reales y tendría la misma edad que Segundo, alrededor de 24 años, trascendió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...