Televisión
Chino Leunis y Zaira Nara: “Queríamos hacer algo juntos y comenzamos con el pie derecho”
La televisión se renueva a cada instante y Morfi, uno de los programas familiares más queridos de la pantalla chica, no es la excepción. En esta nueva temporada, que arrancó el pasado lunes 11, Zaira Nara está secundada por Leandro “Chino” Leunis.

Marina Cavalletti 
El Tribuno


El exconductor de ¿En qué mano está? y la modelo, que hace rato dejó de ser “la hermana de Wanda” para abrirse paso en el medio, hablaron con El Tribuno de sus ganas de trabajar juntos y las novedades del envío que comenzó con muy buenas repercusiones
¿Cómo vivieron el arranque de un Morfi renovado?
CL: Lo vivimos con mucha alegría, expectativa y felicidad. Queríamos que llegara ese lunes 11 de marzo a las 9 para hacer este programa. Este arranque me da muchísima ilusión. Estoy con ganas de seguir viviendo el ciclo con todo.
¿Cuáles son los cambios más notorios respecto de lo anterior?
CL: Hay más música que antes. También nueva escenografía, secciones renovadas y estamos muy atentos a hablar con la gente, que puede entrar al programa a través del teléfono. Las redes sociales están siempre presentes en Morfi. Pero lo principal es que este año tiene un toque más musical y eso me parece genial.
¿Imaginaban la dupla que conforman en la conducción?
ZN: La gente tenía muchas ganas. Se ve que veían que teníamos que estar juntos conduciendo Morfi. El Chino tiene una frescura y una espontaneidad que para mí es un honor. Además, viene de estar al frente de un montón de programas él solo, y de repente conducir con alguien es algo nuevo. Y también tenés que tener ganas. Hay muchos conductores que no comparten el lugar, y cuando dijeron que él estaba entusiasmado y contento por estar, me sentí súper agradecida de que quiera compartir este proyecto conmigo.
Has transitado un gran crecimiento. Cuando debutaste en la conducción, la gente se preguntaba cómo lo harías...
ZN: Creo que había mucho prejuicio. Y tengo que agradecer que el canal haya confiado en mí, cuando todo el mundo decía “Ah, la chica modelo, conocida por las tapas de revista...”. De repente hay que estar al frente en un programa que maneja tantos climas -desde la cocina hasta el periodismo- enfrentando la actualidad, que no sabes con que te puede sorprender cada mañana. Tenés que estar informado, y no te puede agarrar desprevenido. A mí me preparó más que cualquier carrera. En estos tres años con Morfi, por haber compartido el aire con Gerardo Rozín, aprendí cosas sin que él se diera cuenta de que me las estaba enseñando. Lo mismo me sucedió con Damián de Santo y ahora estoy segura de que sucederá con el Chino, porque sé que tiene un montón de cosas que me van a nutrir como conductora.
Después de tanto tiempo, ¿pensás que el público perdió ese prejuicio?
ZN: No sé. Todavía hay gente que puede llegar a tenerlo, pero soy yo la que no tiene prejuicios sobre mí misma, y siento que no tengo techo. Me siento feliz de que a mis 30 años tenga cuatro de este programa encima, y de estar, desde los 17, trabajando en televisión. Todo es un desafío y ganas de aprender, y lo que más quiero es seguir aprendiendo para hacer este trabajo que amo.
¿Quién va a presentar las recetas este año?
ZN: ¡ Todas el Chino!
CL: Yo seguramente voy a comer, sin lugar a dudas. Me parece que lo que tiene de lindo Morfi y que lo hace muy seductor, es que es una cosa muy coral, estamos todos. Para mí también es un lindo desafío porque creo que Zaira es una de las conductoras que más evolucionó, se hizo cargo de un espacio muy comprometido, y lo hizo muy bien. En el último tiempo fui casi siempre a ver el programa como para poder empaparme bien, y le decía “La verdad, impecable”. No es fácil levantarse todos los días para contarle a la gente lo que pasa, y me parece que ella logró un equilibrio muy lindo. Ojalá yo pueda sumarme a eso para hacerlo todavía más lindo.
Recién mencionaste a la actualidad, que te obliga a improvisar según las noticias de cada día. ¿Ese es también un desafío del ciclo?
CL: Es un desafío. Yo soy periodista además y es la primera vez que voy a hacer periodismo en televisión. Así que eso va a mostrar una parte de mí que nunca se vio. Confío que va a estar bueno porque soy alguien que se compromete con su trabajo, pero también va a ser para mí una sorpresa. Entonces agradezco que confíen en que yo puedo hacerlo. Siento que con cada minuto que pase en Morfi, voy a ser un mejor conductor.
¿Estabas esperando un rol más periodístico?
CL: La verdad es que no. A mí me gusta la televisión, el entretenimiento y me gusta acompañar. Confío mucho en lo que siento cuando me proponen. Cuando lo hicieron dije “Sí, de una” porque
me parece un buen momento para hacerlo. Tengo 38 años y creo en el hombre la madurez llega después de los 40. Y estoy ahí aprendiendo y formándome. Compartir el aire con Zaira, aprender a escuchar, o también de algún silencio; aprender que ella tiene su propio vuelo y que yo tengo
tratar de ayudarla a que vuele más, y ella ayudarme a mí. 
¿Y cómo se llevan con la cocina?
CL: ¡Ya compramos todo!
ZN: La verdad, aprendí un montón de estar todos los días en Morfi y de la receta del día a día. Todavía es como que no me largo tanto...
¿Experimentás en tu casa?
ZN: Con algunas cosas sí, pero en otras todavía siento que me cuesta animarme. De todas maneras, realmente siento que la teoría la tengo perfecta. Creo que este año voy a tratar también de animarme a cocinar en Morfi.
¿Cómo transitás la maternidad?
ZN: Bien, la verdad que feliz y enamoradísima de mi hija, y pasando por este momento maravilloso de mi vida que me dio la maternidad y el trabajo. Es realmente un gran año.