Crece la preocupación porque por año se dan 50 casos de sífilis congénita

Desde el Hospital Materno Infantil confirmaron que desde 2010 el registro de casos de sífilis congénita no paró de crecer. En la actualidad las mujeres embarazadas que transfieren la sífilis congénita se encuentran en el rango de entre 20 y 30 años. También se registran casos esporádicos de madres adolescentes y también de mayores de 30.

Los profesionales destacaron que el aumento de los casos se debe principalmente a la falta de protección durante la relación sexual. Si bien es una enfermedad que comenzó a registrar aumento de casos a nivel mundial, en el caso de Salta la población no está concientizada en el uso del preservativo, "que también tendría relación directa con el problema de las adicciones".

Desde el hospital Materno Infantil, la doctora Adriana Falco expresó que muchos de los casos de sífilis se dieron también por la conexión que tenía el paciente con el consumo de drogas. "Se pierde la conciencia del cuidado y surgen entonces las enfermedades de transmisión sexual", agregó.

Desde 2010 hasta el año pasado los casos de sífilis congénita fueron aumentando hasta registrarse 50 por año. En estos casos los controles se realizan en el hospital Materno Infantil y se articula con Primer Nivel para que mantengan el contacto con las madres y se realicen los controles en forma permanente. "Sabemos que existen casos en los que no se hacen los controles y se tiene que hacer un seguimiento en forma cercana", expresó Falco.

Qué es y qué consecuencias acarrea

La sífilis es una enfermedad curable, que se produce a través de una bacteria -la espiroqueta Treponema pallidum- que se transmite por vía sexual y también de la madre al bebé durante el embarazo y el parto. Esta enfermedad tiene dos períodos de presencia en el organismo. La infección primaria es cuando la bacteria produce una úlcera o chancro, como se lo denomina dentro de la medicina. Es una lesión indolora. En el caso de los hombres es más fácil de detectar porque sus genitales están expuestos, no así en el caso de las mujeres. En 20 días esta úlcera desaparece y pasa al período latente. Algunas personas tendrán síntomas durante este período, que pueden ser fiebre, erupción cutánea e inflamación de los ganglios. En este caso, si el paciente hace la consulta tiene la posibilidad de alcanzar rápidamente la detección de la enfermedad.

Existen casos donde no se registran ninguno de estos síntomas y la enfermedad sigue en estado latente, incluso por años. Cuando los profesionales llegan a estos pacientes, la enfermedad ya está instalada. Para poder detectar la enfermedad es este estadio se requiere de un análisis de sangre.

Falco destacó que en la actualidad se están registrando más casos en la etapa secundaria, sobre todo en mujeres.

Mientras el virus circula en el organismo, se puede ir localizando en el cerebro, las arterias, afectando el sistema nervioso central. "Por el momento no se están detectando casos tan avanzados", expresó la profesional, quien reiteró que esta enfermedad es tratable.

Luego del diagnóstico Falco expresó que la droga base para el tratamiento de la sífilis es la penicilina, que se coloca una vez por semana en forma inyectable. En el caso del neonato, el tratamiento se realiza por vía endovenosa. Cuando se trata de una mujer embarazada, el tratamiento también puede requerir entre dos o tres dosis de penicilina con un alto grado de efectividad. "Este tratamiento es fundamental para evitar la sífilis congénita. Esto se da en el caso de mujeres que llegan tardíamente al control del embarazo y que se detecta incluso en el momento de parto. Otros casos son aquellas mujeres que iniciaron su embarazo y que en algún momento de este período adquirieron la enfermedad de su pareja sexual", agregó.

Es por esta situación que la doctora insistió en recordar que el embarazo es una situación de dos personas, por lo que tanto el hombre como la mujer deberían hacer los controles.

Los controles posteriores al tratamiento se realizan hasta el año después, mientras que en el caso de los mujeres embarazadas se extiende por un tiempo más, además de realizarse en forma más seguida los estudios. En el caso de los bebés se los controla en forma mensual.

La enfermedad ya en el parto

Cuando la presencia de sífilis se detecta ya en el momento del parto el tratamiento con penicilina se hace en forma conjunta a la madre y al bebé.

Las consecuencias de haber transcurrido el embarazo con la enfermedad genera en el bebé consecuencias graves en el desarrollo del sistema nervioso periférico y central, además de algunas características físicas como desnutrición y septicemias persistentes. En el caso de las madres produce partos prematuros y abortos espontáneos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...