Economía
El dólar volvió a subir y marcó un nuevo récord: $ 43,67
La moneda estadounidense marcó este martes un nuevo pico que el incremento de la tasa no pudo frenar. 

Por si alguno tenía dudas, el mercado dejó en claro que la sostenida suba de tasas (escaló del 44 al 67% anual en 40 días) ya no sirve para calmar al dólar ante una oferta que no repunta y una demanda que, alimentada por la ansiedad que genera la escalada de la divisa, se las rebusca para mantenerse sostenida pese al faltante de pesos que hay en la economía.

El billete cerró a un promedio de $43,67 para la venta al público, con lo que marcó un nuevo récord tras negociarse con un aumento de 56 centavos (+1,3%) en la plaza mayorista, que define la tendencia de precios, y donde quedó a $42,64.

"En los momentos de mayor presión compradora, el dólar mayorista alcanzó máximos en $ 42,72, lejos de los mínimos de hoy anotados en $ 42, a poco de la apertura" señaló el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios, al describir otro rueda caliente pero en la que se negociaron apenas US$648,5 millones, 4% menos que ayer.

Se trata de nuevos máximos nominales para la divisa en la plaza local en un contexto de creciente incertidumbre que ni la promesa oficial de aportar US$60 millones por día desde abril al mercado, ni las noticias que hablan de una caravana récord de camiones llegando con cosecha a los puertos del Gran Rosario para ser embarcadas y exportarse, aportan calma.

La clave de la sostenida suba del dólar hay que buscarla en un repunte que muestra la demanda de divisas por dolarización de carteras de grandes inversores y empresas, aunque acotada dada la carencia de pesos que impone el plan de constricción monetaria reforzada.

Esa demanda resurgió al aparecer distintas encuestas que muestran a la administración Macri cada vez más alejada de la posibilidad de una reelección, en medio de un creciente malhumor social por la sostenida inflación. Y, pese a ser acotada, tiene el efecto que tiene sobre el valor de la divisa (que ya sube 9% en el mes) porque el esquema cambiario vigente le impide al Banco Central (BCRA) cubrir con oferta de reservas los baches de oferta del mercado, a menos que la divisa se dispare 17% más y supere los $51.

Los analistas económicos habían advertido al Gobierno que al amplitud del esquema de bandas diseñado por el FMI y las limitaciones que imponía al BCRA lo dejaban sin instrumentos eficaces para enfrentar un "inoportuno" aumento en la demanda de dólares. Finalmente este aumento llegó antes de que se comience a notar la liquidación de la cosecha, lo que no hace más que generar incentivos que para que -todo aquel que pueda retener dólares- lo haga.

El BCRA había tratado de calmar al mercado aumentando el "premio" para quedarse invertido en pesos. Pero el aumento de 2300 puntos básicos que convalidó en la tasa de referencia tuvo como principal destinatario a los bancos que demoraron su traslado a los ahorristas. Tal vez por esa falta de eficacia, hoy la entidad moderó la suba de tasas que quedó al 66.93% promedio), apenas 11 puntos mayor al promedio de ayer.

Fuente: Javier Blanco - La Nación