Santa Victoria Este
Afirman que no hay mala atención
Desde el hospital salieron a aclarar sobre versiones de falta de atención a las personas.

Desdel el hospital de Santa Victoria Este se emitió un informe aclarando sobre los casos en los que se denunció públicamente falta de atención a algunas personas.

"Antes los casos que fueron de público conocimiento sobre pacientes que denunciaron falta de atención en el área operativa de Santa Victoria Este, el hospital local y su equipo de salud explicaron las complicaciones que se les presentan a la hora de trabajar y asistir sanitariamente a las comunidades originarias", dice el escrito.

"Es difícil trabajar y ayudar a la gente por la resistencia de estas comunidades a recibir la asistencia necesaria: se resisten a largos tratamientos, a derivaciones, no aceptan quedar internados, no concurren a los controles de rutina, se fugan", señaló la responsable del nosocomio, Marcela Quispe.

Y a modo de ejemplo citó el caso que tuvo repercusión mediática, el niño de 14 años de Las Vertientes, quien presenta una malformación ósea en el macizo facial, lo que da aspecto de rostro grande y prominente con un cuerpo delgado, se coordinó su derivación a un nosocomio de mayor complejidad, la cual fue rechazada por el paciente, quien ingresó al hospital de Santa Victoria Este, el día 21 de febrero.

El joven fue traído desde su comunidad en la ambulancia del área operativa en compañía de un enfermero. El menor estaba deshidratado. Desde ese momento se le brindó atención. Se lo estabilizó y se le realizaron los análisis de laboratorio de rutina, con lo que se descarta TBC. El jueves 28 se fugó del nosocomio con familiares que lo acompañaban. Actualmente se encuentra estable en su comunidad y se niega a regresar al hospital, por lo que el agente sanitario de la comunidad está en contacto con la familia para cuando decidan retomar el tratamiento. Mientras tanto se le elaboró un plan nutricional con vitaminas.

Ayer se presentó un caso similar de una mujer que rechazó la internación. Se trata de una señora de Misión Vetel, que presenta un tumor de cuello y una infección respiratoria. Por la patología, se le indicó que debe quedar internada para realizarle los estudios pertinentes, lo cual la paciente rechazó, aduciendo que tenía que ir a cobrar. Ante esta situación, el doctor Casabella le hizo firmar el acta de retiro voluntaria y realizó una exposición policial.