Federal A
Vestuario caliente tras el descenso: Adrover le apuntó al árbitro, Cárdenas a los "ex"
Los jugadores reaccionaron mal tras la sentencia. Claudio Acosta terminó “sacado” lanzando proyectiles a los dirigentes y allegados de San Martín de Formosa. 

Juventud Antoniana fue la postal de la impotencia y la desazón tras el partido. Es cierto, la pésima actuación del árbitro bonaerense Lucas Novelli, quien perjudicó al santo en cada acción dividida y no le cobró un claro penal a favor que podría haber modificado la foto del final, influyó en el clima caldeado en el que terminó de consumarse el descenso antoniano, pero también es cierto que el juez no tuvo nada que ver en el conjunto de descalabros, principalmente dirigenciales, durante toda la temporada, pero también futbolísticos, los que llevaron al club de la Lerma a estar atravesando el peor momento de su historia.

Tras el pitazo final, varios jugadores antonianos fueron a increpar a sus pares del cuadro formoseño por los festejos exacerbados tras consumar la salvación el equipo de Salvador Ragusa. Gustavo Ortiz fue uno de los más desencajados queriendo pegarle a quien se le cruzara, al igual que el suplente Diago Giménez. Algunos de los colaboradores del cuerpo técnico también brindaron una imagen bochornosa increpando a los jugadores de San Martín y al árbitro.

Pero el más “sacado” de todos fue Claudio Acosta, quien cruzó la puerta que divide el campo de juego de las plateas y atacó a proyectiles a dirigentes y allegados del equipo de Formosa, respondiendo innecesariamente a las provocaciones. Más allá de las cuotas mayores o menores de culpas, el escándalo del final, que puede entenderse por la bronca de futbolistas que padecieron siempre el momento, pusieron la cara y fueron destratados por la dirigencia anterior, no fue para nada justificable y se engloba dentro del bochorno general.

Tras el encuentro, quien rompió el silencio en un vestuario en llamas fue el DT Adrián Adrover, que redujo todo a los arbitrajes: “Uno piensa en los hinchas y deben estar tristes. Un amigo que es entrenador de B Nacional me dijo ‘si los dirige Novelli ya están descendidos’. A Gómez le sacó la primera amarilla mal. Son antecedentes tras antecedentes lo de los árbitros con nosotros. Con Zapla no nos cobraron dos penales y el mismo árbitro dirigió dos veces a Juventud, el otro día no nos cobraron otro, hoy -por ayer- tampoco nos dieron un penal”, se despachó el entrenador, quien dejó su continuidad “a consideración de la dirigencia” tras una reunión de rigor que deben mantener en Salta, en declaraciones a FM Aries. “Hicimos una mejor campaña que el resto de los descendidos, los últimos en irnos”, se conformó Adrover.
 

Cárdenas culpó a la ex dirigencia

Otro de los que dieron la cara tras la consumación del descenso fue Juan Pablo Cárdenas, quien se acordó de la mala gestión de la anterior CD, comandada por Muratore. “Tras nuestro gol llegó la expulsión de Momoto (Gómez) por una patada similar a la que le pegan a Gustavo (Mendoza) en el primer tiempo. La justicia fue siempre para el rival. No se puede tener a un plantel sin cobrar un semestre o a los chicos de afuera viviendo en un hostal, esas cosas influyen”, disparó en diálogo con FM Pacífico.