Llueven pedidos de quiebra por el tendal que dejó IKBA con lotes y viviendas

A casi dos años de las primeras denuncias, empezaron a llegar a la Justicia pedidos de quiebras para IKBA, la inmobiliaria que, con sus generalizados incumplimientos contractuales, dejó a cientos de familias damnificadas con lotes, viviendas y departamentos. 

La serie de pedidos de quiebra fue abierta el pasado 4 de febrero por Roberto Aramayo, un afectado que reside en la ciudad de Buenos Aires y que pagó entre 2014 y 2017 cerca de $400.000 por un terreno y una vivienda que debía construirle la empresa en el Lote 24, Manzana 1, del proyecto de urbanización Cielos del Sur II, sobre la ruta 21, en Cerrillos.

Ante el incumplimiento de las condiciones pactadas en octubre de 2014, Aramayo firmó el 20 de enero de 2018 un convenio en el que el apoderado de IKBA, Miguel Matías Desimone, se comprometió a entregarle la posesión del terreno, con todos los servicios e infraestructuras, y a restituirle parte del dinero que pagó por la vivienda adeudada.

Los plazos del acuerdo extrajudicial se agotaron el pasado 20 de enero sin que se cumpliera lo convenido. Dos semanas después, el juez de Concursos, Quiebras y Sociedades de Primera Nominación, Pablo Muiños, recibió el pedido de quiebras patrocinado por el abogado Fernando Teseyra. 

Como primera medida, el magistrado ordenó librar un oficio al Juzgado de Minas, que por entonces atendía el Registro Público de Comercio, para que remita copias del expediente de inscripción de IKBA SA. 

Los oficios se reiteraron sin ninguna repuesta hasta el 12 de marzo último, cuando el Registro de Comercio pasó a la órbita de la Inspección General de Personas Jurídicas.

Ante este último organismo provincial, los oficios se repitieron, sin respuestas hasta la fecha. “En forma verbal, empleados de esa repartición manifestaron que no tenían sellos para contestar los oficios y que las copias solicitadas llegarían al Juzgado en pocos días, pero se las sigue esperando”, remarcó Teseyra.

Por esa demora, el trámite del pedido de quiebra está trabado y continúa sin resolución la medida cautelar con la que se pidió una inhibición general de los bienes de IKBA para evitar su enajenamiento y que los derechos de cientos de acreedores afectados se tornen ilusorios.

En idéntica situación se encuentran otros tres pedidos de quiebra que se presentaron con el patrocinio de Teseyra y de otro abogado, Javier Latorre, que interviene en la querella penal iniciada en junio de 2017 contra Desimone y otros responsables de IKBA.

La investigación por estafa, que está estancada desde junio de 2018, se abrió por la denuncia de Ricardo Cabrera, uno de los tantos afectados que tiene la torre Lyon.

La torre IKBA, proyectada en 20 de Febrero y Necochea, quedó en los papeles

El edificio de departamentos proyectado en Deán Funes 535 terminó con las obras paradas en el área céntrica de la capital salteña.

Otras presentaciones

El pasado 21 de marzo ingresó al juzgado de Muiños un pedido de quiebra entablado por Ricardo José Buzzada, quien el 2 de octubre de 2014 firmó con IKBA un boleto de compraventa por un lote y una vivienda que debía construirse en el Lote 3, Manzana 1, del proyecto de urbanización Cielos del Sur II. Ante los incumplimiento de la firma, el 11 de junio de 2018 se firmó un acuerdo extrajudicial en el centro de mediación de Rivadavia 375. En ese convenio, Desimone se comprometió a entregarle a Buzzada la posesión del lote con servicios de luz, agua y gas, nivelado, con replanteo de sus vértices y amojonado. Además, al declararse extinguida la obligación de construir la vivienda, se estipuló una devolución de 6.000 dólares, en dos cuotas, con intereses por mora. Los plazos de la restitución vencieron el 20 de febrero sin que IKBA cumpliera los compromisos asumidos.

En el pedido de quiebra, Buzzada hizo notar los generalizados incumplimientos de la empresa y la existencia de numerosas denuncias penales y acciones civiles. El damnificado, además, reseñó que entre octubre de 2016 y diciembre de 2017 los responsables de la firma libraron 88 cheques, por un total de $4.672.668, que terminaron rechazados por falta de fondos. Solo 47 de esas órdenes de pago, por un total de $2.837.861, fueron recuperadas, según registros del Banco Central. Junto a estos antecedentes, el abogado Latorre resaltó que “está acreditada la cesación de pagos” de la empresa demandada.

En términos parecidos se plantearon otros dos pedidos de quiebra. Uno fue presentado por José Sánchez el 21 de marzo y otro, por Francisco Sajama hace tres semanas. Ellos también fueron defraudados en Cielos del Sur II.

Proyectos implicados

En Cielos del Valle (ruta 68) IKBA solo entregó 127 de las 331 viviendas proyectadas. Las obras se pararon en la sexta de 17 manzanas vendidas.

En Cielos del Sur II (ruta 21) no se construyó ninguna de las 205 viviendas. En la torre Lyon (Deán Funes 535) las obras quedaron a medio camino.

Otro proyecto paralizado es el de la torre IKBA, un edificio de 20 pisos promocionado en la zona de la estación de trenes de Salta. Los trabajos se pararon tras la demolición de los galpones que ocupara la exbodega Giol en Necochea y 20 de Febrero. 
También quedó una torre inconclusa en Warnes 22 de la ciudad de Tartagal.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...