Bagayeros: el caos por los cortes  se reinstaló en la ruta nacional 50

Daniel Chocobar - Andrea Silvera

A 23 días de la entrada en vigencia del nuevo régimen de importaciones para los trabajadores de frontera, y con el trasfondo de los cortes en la ruta nacional 50 entre Orán y Aguas Blancas, la situación en el norte de la provincia se tornó nuevamente dramática en las últimas horas, ya que los bagayeros retomaron con fuerza las protestas y volvieron a los piquetes en la región.

Ayer a la mañana, un grupo de personas cortaron el acceso a Aguas Blancas. El ingreso y egreso a esa localidad estuvo totalmente bloqueado, sin ninguna tregua ni levantamiento temporario de las medidas.

Mientras tanto, los bagayeros apostados en arroyo Zenta, que habían liberado el paso a las 7 de la mañana de ayer, se movilizaron hacia el sector del Río Blanco, donde cortaron la ruta nuevamente y esta vez de forma definitiva. A estos se le sumaron un grupo de taxistas que realizan el trayecto Orán- Aguas Blancas.

De esta manera, la ruta 50 fue un caos en los puntos de cortes para el tránsito y el normal desplazamiento de vehículos y personas. La dureza de las medidas de fuerza se mantuvo hasta anoche, al cierre de esta edición, cuando la modalidad de corte total migró a cortes cada 3 horas con 15 minutos de tregua. Los trabajadores de frontera incrementaron las protestas, luego de la ratificación de la vigencia del régimen simplificado de importaciones.

Durante el feriado de Semana Santa se habían apostado en la ruta nacional 50, a la altura de arroyo Zenta, con una modalidad de corte de dos horas con 15 minutos de pasada, lo cual complicó el tránsito a aquellos vecinos que querían circular hacia Aguas Blancas.

Ayer, entre el grupo de bagayeros, trascendió la intención de trasladarse hasta la rotonda del acceso sur de la ciudad de Orán, a fin de que el reclamo se sienta con más fuerza, pero al parecer desistieron por no contar con el apoyo suficiente.

No obstante, las fuerzas de seguridad que se encuentran en la zona consideraban otros factores como las versiones que circularon y que daban cuenta de posibles ataques a los tours de compras, que en los últimos días salieron de la ciudad norteña en pocas cantidades, ya que la mercadería llega únicamente como "transporte hormiga".

"Si el número de coches aumenta podría acarrear conflictos con los trabajadores que mantienen la medida de fuerza", admitieron.

El conflicto impacta en la actividad de las distintas ferias tradicionales en la provincia. Los feriantes aseguran que se ven perjudicados por el desabastecimiento de mercadería.

Si bien distintos feriantes del norte del país expresaron que por el momento subsisten con un mínimo stock, de continuar el conflicto entrarán en desabastecimiento y se verán obligados a movilizarse hasta la ciudad de Orán y cortar las rutas a fin de ser escuchados. Al respecto, en la tarde de ayer, un grupo de feriantes intentó cortar el acceso a la ciudad de Salta en apoyo a los bagayeros en el norte de la provincia.

Una contradicción 

En la reunión del Gabinete de ayer, el ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Oliver, explicó que si bien el Ministerio de Seguridad de la Nación habilitó un carril exclusivo para los bagayeros, la AFIP pidió que no los dejaran pasar, por lo que se sucedieron diversos cruces entre ambos organismos nacionales, frenándose el pase de mercancías.
Ante este marco, el Gobierno provincial instó a la Nación a unificar criterios y medidas entre organismos de su jurisdicción y solucionar el conflicto nacional que afecta a Orán y Aguas Blancas.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...