Mercurio: "Es casi imposible un derrame"

El subsecretario de fiscalización de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan Trebino, sostuvo que es "prácticamente imposible" un derrame del mercurio líquido, porque los contenedores que lo llevan "son a prueba de golpes y presión hidráulica".

La carga de ese residuo peligroso generó una fuerte polémica en San Juan y en las otras provincias por donde pasó.

Trebino, en declaraciones a la Agencia Télam, dijo: "Este es el primer traslado de mercurio, considerado residuo peligroso, según indica el convenio de Minamata, al que adherimos, porque ya no se comercializa más como producto y será depositado en una mina de sal, una vez solidificado, para evitar que contamine".

"Como el mercurio se puede transformar pero no eliminar, se lo solidifica y queda como una arena color roja que se colocará en minas de sal y de esa manera no afecta al ambiente", explicó el funcionario.

Los dos convenios internacionales a los que adhirió la Argentina, que contemplan la regulación del tratamiento del mercurio, son el convenio de Basilea (1998), que establece "el control de los movimientos transfronterizos de deshechos peligrosos y su eliminación", y la convención de Minimata (2013), con el objetivo de "proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones antropógenas de mercurio y sus compuestos".

Disposición final

El residuo peligroso recibirá un proceso de estabilización en Suiza, donde al mercurio líquido se lo transforma en sulfuro de mercurio para volverlo al estado sólido, y luego será trasladado a una de las 5 minas de sal que hay en Alemania, utilizadas para contener distintos tipos de desechos de plantas nucleares, donde quedará sepultado, informaron. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...