Alerta: la neumonía te puede matar, y la vacuna la puede evitar

“La neumonía convierte a un adulto robusto en un adulto débil y vulnerable”, quizás sea el concepto pronunciado por la médica infectóloga Carla Vizzotti que mejor define el daño, muchas veces fatal, que provoca esta enfermedad respiratoria, caracterizada por una infección en los pulmones, generalmente causada por bacterias, entre las cuales, la más común es el neumococo. 
Y ese no es el mayor de los problemas relacionados con la enfermedad. El verdadero drama es la desinformación, porque si bien existen vacunas para prevenir la neumonía, las tasas de vacunación en adultos mayores de 65 años siguen siendo deficitarias por dos factores bien identificados: el primero es que no todo el conjunto médico, de cualquier especialidad, prescribe la vacuna a sus pacientes mayores, lo que deberían hacer de rigor; y el segundo factor es una escalada de mitos que se tejen en torno a las vacunas, especialmente las que previenen la gripe y la neumonía, dos patologías muy relacionadas. Si bien a la gripe la provoca un virus y a la neumonía, una bacteria, al enfermar de gripe una persona, crea en su organismo las condiciones óptimas para que entre en acción la bacteria de la neumonía. Y eso es casi siempre un camino de ida. 
Por eso, en una conferencia que realizó este martes para la prensa de todo el país la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), en la que disertaron los médicos infectólogos de la SADI, Omar Sued, Lautaro de Vedia, Gustavo Lopardo y Carla Vizzotti, quedó claro: “La neumonía te puede matar y la vacuna la puede evitar”. 
Por tercer año consecutivo, la SADI lanzó de esta forma su campaña “Evitemos la neumonía”, dirigida a los mayores de 65 años y a las personas entre 18 y 64 años con factores de riesgo. Según los especialistas, se puede bajar la incidencia de la patología favoreciendo la concientización de la población respecto de la existencia de las vacunas para prevenir las principales causas de neumonía y optimizando la recomendación médica.
En la conferencia, de la que participó El Tribuno, se dio a conocer un importante estudio realizado en la ciudad de General Roca, Río Negro, que permite estimar una incidencia de la enfermedad en todo el país, concluyendo que se producen cada año en Argentina más de 150 mil casos de neumonía en personas mayores de 18 años. 

Alta mortalidad en mayores

Entre otros datos preocupantes, ese trabajo que fue publicado en el British Medical Journal mostró una mortalidad en los mayores de 65 años a los 14 días de internarse, del 19 por ciento, cifra que alcanza al 38 por ciento al cabo de un año del diagnóstico. 
Los síntomas más frecuentes son tos (con o sin expectoración), fiebre, escalofríos, dificultad para respirar y frecuencia cardíaca aumentada. “El neumococo es responsable de una importante carga de enfermedad en la población adulta, manifestándose tanto como formas localizadas (neumonía aguda de la comunidad) o como enfermedad invasiva (meningitis, sepsis)”, indicó el Dr. Gustavo Lopardo, médico infectólogo y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).
La neumonía por neumococo, que también afecta a la población infantil, cuenta con dos vacunas para prevenir su aparición: la vacuna conjugada de 13 serotipos (VCN13) y la vacuna polisacárida de 23 serotipos (VPN23).

Gratuita y obligatoria

Desde 2012, Argentina cuenta con la vacuna VCN13 en el calendario nacional gratuito y obligatorio para todos los menores de 2 años. Desde el 2017 se suma a esta estrategia nacional la vacunación con esquema secuencial, VCN13 y VPN23, para personas con factores de riesgo y mayores de 65 años.
Si bien existen antibióticos para la neumonía por neumococo, la letalidad, que de acuerdo a datos oficiales ronda el 12 por ciento, no ha variado en los últimos 50 años, razón por la cual se hace imprescindible poner en práctica una estrategia preventiva mediante la vacunación. 
No obstante, las coberturas de vacunación, sobre todo en adultos y adultos mayores, siguen siendo deficientes. En ese marco, la campaña “Evitemos la neumonía”, tiene el objetivo de incrementar la concientización en la comunidad sobre la neumonía y la importancia de ayudar a prevenirla mediante la vacunación. “El esquema secuencial de vacunación contra el neumococo está recomendado para todas aquellas personas entre 18 y 64 años con condiciones crónicas, como enfermedades cardíacas, respiratorias (asma, EPOC), renales, diabetes, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas y personas trasplantadas, tabaquismo, entre otras, presentando la prescripción médica. Mientras que los mayores de 65 años pueden acercarse para vacunarse sin indicación médica. Las vacunas son gratuitas en vacunatorios, hospitales o centros públicos de salud”, sostuvo la Dra. Carla Vizzotti, médica infectóloga, miembro de la Comisión de Vacunas de la SADI.
“Cabe destacar la importancia de recibir la vacuna antigripal todos los años, en caso de tener mayor riesgo de presentar complicaciones y muerte. Este virus es una causa relevante de neumonía. La misma puede aplicarse simultáneamente con la vacuna contra el neumococo y está recomendada para todos los mayores de 65 años, embarazadas en cualquier trimestre de la gestación, personal de salud, puérperas hasta diez días luego del parto si no recibieron la vacuna durante el embarazo (sin orden médica) y para las personas entre 2 y 64 años que presenten factores de riesgo (incluyendo personas con obesidad) con prescripción médica”, recordó Vizzotti.

La campaña

La campaña incluye mensajes de concientización con avisos publicitarios y presencia en las redes sociales bajo el hashtag #EvitemosLaNeumonía. También cuenta con una página web propia: www.evitemosla neumonia.com.ar, “porque esto es en serio”, dijo Guillermo Caro, responsable creativo de esta campaña.
 

.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...