Boca y Argentinos empataron sin goles y definen en la Bombonera

Tuvo para ganarlo varias veces, pero no está fino en los metros decisivos. Por eso Boca se tuvo que conformar con un empate sin goles frente a Argentinos Juniors, por la semifinal de ida de la Copa de la Superliga, y tiene cierto valor ya que la revancha será el próximo domingo en La Bombonera, a donde los jugadores del bicho llegarán más desgastados porque tres días antes tendrán partido de Copa Sudamericana.
Boca volvió a jugar “a no perder” en La Paternal, tal como había reconocido su entrenador, Gustavo Alfaro, que lo había hecho en el juego de ida con Vélez por los cuartos de final. Sin embargo, y a diferencia de ese encuentro, por algunas contras que generó hasta se pudo ir ganancioso de La Paternal, pero su falta de eficacia (al bajón de Darío Benedetto y la lesión de Ramón Ábila hay su sumarle la falta de juego que le genera la ausencia de Emanuel Reynoso) le provocaron su tercer 0 a 0 consecutivo en esta Copa de la Superliga.


De los dos tiempos del partido, el primero fue el de menor calidad, ya que el orden de Argentinos fue demasiado para un Boca inconexo, carente de fútbol y sin una pizca de vuelo como para crear alguna opción por cuenta propia y no por error del rival, por más forzado que sea. Por eso lo mejor, lo más emotivo, se vio en la segunda etapa, aunque la provocación de errores tuvieron más que ver con las falencias del discreto árbitro que es Mauro Vigliano más que por los de los propios futbolistas. 
Un error a los tres minutos del segundo tiempo del línea Ernesto Uziga casi le permite a Boca ponerse en ventaja cuando Cristian Pavón estaba claramente adelantado por dos metros, pero terminó salvando el arquero Lucas Chaves, algo que se repitió a los 34 con Sebastián Villa como protagonista tras una buena habilitación de Carlos Tevez. Y sobre los 40 minutos el que malogró otra gran oportunidad de cara al arco, ingresando libre por el medio del área grande fue Benedetto.
Si Boca tuviera al Pipa y a Pavón con rendimientos de los “viejos buenos tiempos”, otra hubiese sido la historia, pero ambos están muy lejos de lo que fueron el año pasado y el equipo lo siente.
De hecho anoche la figura del equipo xeneize fue Carlos Tevez, que se terminó quejando públicamente no de los insultos de los hinchas de Argentinos por aquella fractura que le provocó al juvenil Ezequiel Ham, sino por las oportunidades malogradas frente al arco local. La revancha de este encuentro que conducirá a la final se disputará el próximo domingo a las 18.45 en La Bombonera. Para Argentinos, en cambio, la exigencia será mayor, porque el próximo jueves tendrá un compromiso muy cargado por 16avos de Copa Sudamericana, en el mismo escenario de esta noche, ante un equipo que compartió zona de Libertadores justamente con Boca, el colombiano Deportes Tolima. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...