Policía retirado asesinó de  un balazo a su expareja

Una empleada municipal de Marcos Paz fue asesinada de un balazo en la cabeza frente a un salón de fiestas de esa localidad bonaerense y por el femicidio detuvieron a su exesposo, un efectivo retirado de la Policía de la provincia de Buenos Aires, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió el sábado por la noche, alrededor de las 21, en el cruce de avenida Rivadavia y Feijoo, en dicha localidad del oeste del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Cristina Noemí Rodríguez (51), participaba del festejo del cumpleaños de 15 de su nieta en el salón "Peto Eventos".

En ese momento, su exesposo, Hugo Orlando Ibarra (57), apareció en el lugar y comenzó a discutir con la mujer, quien vivía con su actual pareja y sus hijos.

Según las fuentes, el policía retirado extrajo un arma de fuego con la que efectuó un disparo a corta distancia que impactó en la cabeza de Rodríguez. La mujer, quien trabajaba como telefonista en el hospital municipal de Marcos Paz, murió casi en el acto a raíz de las lesiones sufridas.

Por su parte, Sofía Ibarra (24), hija de la víctima y del policía retirado, contó a Télam que su padre "dejó el auto a mitad de cuadra del salón y apareció detrás de unas plantas", en momentos en que su madre descendía de una camioneta junto a su actual pareja y el hijo de 11 años de él.

De acuerdo al relato de Sofía, en esas circunstancias su padre le dijo a su madre: "Viste que te encontré, hija de puta", y luego le disparó en la cabeza.

Tras el ataque, el sospechoso intentó escapar y logró eludir a la seguridad privada del salón, pero finalmente fue reducido por los mozos del lugar en una casaquinta ubicada a pocos metros. Finalmente, el acusado fue apresado por personal policial que había sido alertado de la situación por un llamado al 911. Los efectivos secuestraron en poder de Ibarra una pistola Bersa calibre 9 milímetros, dijeron las fuentes.

La hija de la víctima explicó que sus padres habían estado 28 años casados y que en noviembre pasado se habían separado por decisión de su madre, tras lo cual Ibarra le confesó que le había sido infiel a lo largo del matrimonio pero "le rogaba" para que no lo dejara.

Sofía señaló que su padre, con el que también convivió hasta el año pasado, "era una persona que tenía cero tolerancia al rechazo" y que a partir de la separación "la hostigaba permanentemente" a su madre, por lo que la víctima lo denunció y la Justicia le otorgó una restricción perimetral. Las fuentes señalaron que el acusado se había retirado de la policía bonaerense con grado de mayor y su último destino había sido la División Caballería de Pilar.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...