Donación para una  obra social destinada a chicos más pobres

El municipio entregó un subsidio a la Casa Divina Providencia - Obra Don Guanella por la suma de $127.000 de los fondos depositados por la Comisión Organizadora de los Corsos Color 2019, como saldo a favor del municipio.

"Aprovechamos para entregar los 127 mil pesos de la ganancia de los corsos y que la municipalidad los destinó para este lugar. Creo que es uno de los que más gente recibe y debo reconocer que soy un admirador de esta obra", expresó el intendente Marcelo Lara Gros.

Al municipio le cabe el deber social de asegurar la protección de la infancia, cubriendo las necesidades efectivas, ambientales, educativas, de alimentación, salud y recreación. Por lo tanto, conociendo la Obra Don Guanella, que lleva adelante la Casa Divina Providencia, asiste a más de 200 niños y adolescentes provenientes de más de 10 barrios periféricos de la ciudad, donde las realidades sociales son distintas.

Casa Divina Providencia

La Casa Divina Providencia está ubicada en calle Arenales al final, al este de la ciudad. Fue fundada el 23 de octubre de 1998 por el padre Diego Calvici junto al padre Carlos Blanchoud. Junto al padre Gustavo de Bonis y César Leiva inauguraron la obra, llevándola adelante sacerdotes y hermanos religiosos pertenecientes a la Congregación Siervos de la Caridad.

La Casa Divina Providencia está a cargo de los religiosos de la congregación Siervos de la Caridad de la Obra Don Guanella, actualmente a cargo del padre Sebastián Aguilera. El sacerdote trabaja junto a un equipo de voluntarios. Sale frecuentemente de misión a los barrios o zonas cercanas para llevar alivio a los necesitados.

El padre Sebastián, que forma parte de la congregación, asegura que "esto no sería posible sin el número de personas e instituciones que participan permanentemente para mantener la obra".

El proyecto que llevan adelante es llamado "Techo fraterno para chicos en situación de riesgo", esto quiere decir que la prioridad son niños que en el cotidiano quedan solos en sus casas ya que sus padres salen a trabajar, o están presos, o fueron abandonados y dejados con algún familiar que no tiene el tiempo para acompañarlos en su desarrollo.

Durante la jornada reciben el desayuno, apoyo escolar y son atendidos por el equipo profesional que este año sumó a una psicóloga, psicopedadoga y asistente social. Cuentan con clases de educación física, música y catequesis. Reciben el apoyo afectivo y espiritual para poder crecer en valores fundamentales de la vida.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...