Espectáculos
Badur Hogar se presenta hoy para todos los salteños
En el Día del Cine Nacional, el estreno de una película totalmente salteña renovará las carteleras con una historia de amor colmada de humor y guiños con acento local. 

“Hace un año decíamos las palabras mágicas: ‘Luz, cámara, acción...’”, recordó Cástulo Guerra en el video que grabó en Los Ángeles para acompañar la avant premier de Badur Hogar, “una bella semilla para la gran cosecha del cine salteño”, auguró entusiasta el actor radicado en Norteamérica que mantiene un fuerte lazo con la provincia que lo vio crecer. 
Finalmente, la comedia romántica de Rodrigo Moscoso llega hoy a las pantallas de los cines dispuesta a recibir el veredicto de quienes deberían encontrar en 101 minutos algún reflejo de un fragmento de su vida, los salteños. 
Copado por la tonada salteña, el filme mantiene al espectador entretenido con la relación que se va formando entre el autóctono Juan y la avasalladora porteña Luciana, y expectante al desenlace de la trama de mentiras que juntos, y sin acuerdo previo, montan para distraer la mirada crítica y acusadora de un amigo en “mejor situación”. 
El papel de Juan, interpretado por Javier Flores, es gracioso casi todo el tiempo -sobre todo en la dupla con Nicolás Obregón, el amigo metalero- ya sea por sus gestos, frases y hasta por la ternura que despierta aquella falta de realización personal y el condimento de un “problemita de salud”. “El personaje fue escrito específicamente para que lo interpretara él (Javier), está hecho a medida como por un sastre”, indicó Moscoso. 
La participación especial de Cástulo Guerra pone en evidencia su larga experiencia en rodajes, en este caso interpretando al padre de una familia “turca”, de esas numerosas que se reúnen en alegre montón. El hallazgo está en quien interpreta a su compañera, la madre de Juan, interpretada por Josefina Saravia, que sin ninguna experiencia en actuación se animó a un debut cinematográfico destacado y para nada forzado. 
Bábara Lombardo con su presencia le pone el cuerpo y la impronta a una chica conflictuada e intensa que sin querer empieza a acomodar la vida del protagonista poniéndole color y alegría al lado sombrío de la trama. 
Una excelente propuesta para celebrar el Día del Cine Nacional, con una película de sello local que no defrauda, divierte y retrata la idiosincracia salteña y de su director. 
 

 

Estreno 

Hoy en Cine Hoyts a las 13, 17.50 y 22.30 y en el Cine Ópera a las 19.10.