Salta tiene una enorme dependencia del Estado

Los índices del último informe de coyuntura de la Fundación Mediterránea demuestran la enorme dependencia que todavía tiene Salta del Estado nacional. "Otras provincias, como San Luis o Córdoba, consiguen escapar de algunas tendencias nacionales dadas por la coyuntura, pero cuando sube la pobreza, acá sube mucho más, seguimos la línea nacional y el año pasado y la primera parte de este fueron malos", consideró el economista Lucas Dapena.

"Podemos ver que por el lado de la gente el cimbronazo se sintió en todos los niveles", expuso, y detalló que "en la venta de inmuebles hubo una baja, o sea que la gente que tenía mucha plata no invirtió en inmuebles. Bajando un poco, cayó también la venta de autos, o sea que aquellos que no tienen para inmuebles pero que podrían comprar autos nuevos también tuvieron un año complicado y se retrajo su movimiento económico, ya sea en cuotas o al contado. Y si vamos un poco más abajo, la venta de motos también cayó. Es claro que la crisis les pegó a todos".

Dapena indicó que "en el último estrato, el que te marca el nivel más bajo de consumo, que es el supermercado, también hubo una caída de las ventas en términos reales", o sea que el crecimiento que se da en el aumento comparativo es menor que la inflación registrada en ese mismo período de tiempo.

"La caída de consumo en supermercados ya es un dato muy delicado", porque "la gente empieza a ahorrar en alimentos", advirtió Dapena y explicó que "este es un indicador delicado, porque este tipo de consumo te permite medir la economía formal pero también la informal, porque aquel que trabaja en negro va al súper, y si cayó ahí es porque cayó para todos. Estamos diciendo que el año pasado fue malo para Salta en el marco de una coyuntura nacional, pero para todos analizado desde el tipo de consumo".

Manifestó que "otro aspecto delicado donde se sintió un cimbronazo es la actividad laboral. Salta tiene ingresos medios más bajos a la media nacional, o sea que de entrada el salteño gana menos plata que el argentino promedio. Al margen de esto, hay un desempleo alto y, cuando se generó empleo, fue mayormente informal. Es una situación delicada. Incluso muchos trabajadores que eran formales pasaron a ser informales".

Estos números muestran un panorama de difícil recuperación en 2019 por los índices de caída. "El primer trimestre no fue bueno, con este informe de coyuntura nosotros ya medimos la tendencia de algunos indicadores, y en estos meses no se vio una recuperación generalizada".

Dapena señaló que "el turismo cerró 2018 con mejores índices que el año anterior, lo que da una pauta de que la devaluación termina impactando en el extranjero que viene y en el argentino que ya no se va afuera y visita el NOA".

"Por todos lados se ve que fue un año complicado, con un inicio de año que no nos permite todavía sentir los efectos positivos para la economía salteña de la devaluación, que se traduce en mejoras para el campo y el turismo", sentenció.

Finalmente, evaluó que quienes tienen alguna capacidad de ahorro deben "mantener la cautela hasta ver cómo evoluciona la economía, básicamente en torno a si el Gobierno puede manejar el dólar".

"Estos son meses en que habrá liquidación de dólares entre abril y julio, y la actividad caerá en agosto y se complicará un poco", por lo que "el que tiene plata debe aprovechar las oportunidades, ya sea para comprar un auto o un inmueble, si es que tienen esa posibilidad de inversión. Hoy, como están las tasas, cualquier plazo fijo por encima del 50% te permite cuidar y acrecentar tus ahorros. Y, si no, la clásica del dólar, que es una moneda dura y permite estar tranquilo. No es para ganar dinero sino para proteger los ahorros", cerró.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...