Para algunos niños con discapacidad, el haber concluido la escuela primaria con inclusión es un paso importante y que además los impulsa a seguir adelante. En algunos casos, continuar la secundaria se vuelve complicado, ya sea por sus discapacidades físicas como por las cognitivas. La necesidad de un acompañante lleva a que muchos desistan de ese paso o adviertan que no pueden darlo de la manera que ellos planificaban.

Desde el centro de día Del Azul, la directora Mónica Campodónico, licenciada en Psicología, advierte que este espacio surgió para dar una continuidad en el acompañamiento y desarrollo de los chicos que están viviendo ese momento antes descripto. "Estamos trabajando desde hace un tiempo con chicos que están pasando por este momento en sus vidas, pero este año se logró completar todos los requerimientos para que el centro tenga cobertura de las obras sociales en un ciento por ciento", destacó.

Campodónico aseguró que el espacio por lo general se dirige a los chicos que ya terminaron el secundario. En el caso Del Azul, se ofrece una jornada simple de 8.30 a 12.30. Se trabaja con tres salas organizadas por edad y con un número reducido de chicos para poder concretar la asistencia en forma personalizada.

"La mayoría de los chicos ya probó lo que es la integración en las escuela y se llega a un punto donde no es posible continuar ese espacio. El centro de día les ofrece una rutina de trabajo y la continuidad de sus sociabilización", expresó la licenciada.

Los talleres que se brindan en el centro son cocina, música y arte con creación de instrumentos, deportes, educación física, huerta, equinoterapia, psicopedagogía y psicología y desde agosto se suman las clases de natación.

Todas las actividades se desarrollan en el predio de la Fundación de Equinoterapia Del Azul, ubicado en el Salta Polo, mientras que las clases de natación se realizarán en una pileta en barrio Tres Cerritos. "Si bien los chicos se van a tener que trasladar, desde el centro de día se encargarán de esto", adelantó la directora.

Los proyectos

A sabiendas de que las necesidades y deseos de los chicos van en aumento, una vez que alcanzan la meta marcadas, desde este lugar esperan poder sumar otros talleres que les permitan lograr una salida laboral. "En este momento todavía estamos en la adquisición de nuevas habilidades, pero como objetivo está el salir afuera y buscar una espacio laboral", agregó Campodónico.

El espacio de huerta fue uno de los que ya logró salir a tomar contacto con otras instituciones, ya que los chicos dieron charlas sobre el manejo de las huertas en algunas escuelas.

La directiva destacó que los chicos que actualmente ya están asistiendo a la institución requieren de asistencia, porque se encuentran muy comprometidos desde el punto de vista cognitivo y físico, por lo que el aprendizaje de conductas sencillas que hacen a la vida diaria sigue siendo prioridad.

La licenciada en Psicología aseguró que por lo general no se trabaja con acompañante terapéutico, pero si el niño lo requiere, se solicita su ingreso a la sala para que colabore con el docente y los chicos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...