Jubilación: denuncian que no se consigue turno en Anses

Afuera del edificio de Jujuy 43, mujeres con bebés y mayores cargados de papeles esperan desde antes de que amanezca para entrar al edificio de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) cada día. Cuando las puertas se abren, el guardia que está a cargo de la vigilancia trata de guiar a algunos de los abuelos que lo rodean para preguntar cómo iniciar sus trámites jubilatorios, sin saber que están en el inicio de un camino que en muchos casos se hace interminable.

Después de 30 años de trabajo o más, para muchos llegó el momento del retiro y el descanso. Sin embargo, para alcanzar la tan prometida jubilación deben enfrentarse a un trámite tan imposible como intrincado desde el primer momento.

Conseguir el turno para iniciar las gestiones es una odisea. La sede de Jujuy 43 es la única donde puede iniciarse la jubilación y, en este edificio, se agolpan unas 500 personas por día que necesitan una respuesta, en muchos casos de manera desesperada, a distintos problemas.

Los que anhelan jubilarse llegan de madrugada para tratar de obtener su número. El primer inconveniente es que, para gestionarlo, confluyen en la misma fila que todos los que necesitan hacer una consulta en Anses, incluidos los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y los que se esperanzan con los créditos que lanzó recientemente el Gobierno de la Nación.

Cinco minutos después de que se inició la atención, los turnos, que se deben solicitar en una computadora, se agotan. Los que se quedaron afuera deberán volver a madrugar al día siguiente.

No hay quién informe ni guíe a los que desconocen los pasos a seguir y los empleados de la sede parecen sobrepasados por el mal humor que también a ellos les genera un sistema desorganizado y desbordado.

Clara fue empleada doméstica durante más de 35 años. Sus primeros trabajos comenzaron antes de los 18 y los aportes empezaron a hacerse un poco después. Desde hace más de un mes que espera un turno en la Anses para iniciar los trámites jubilatorios. Con 68 años, no duda en levantarse a las 5 de la mañana con la esperanza de ingresar en las oficinas de Jujuy 43.

La primera vez que fue, le dijeron que tenía que sacar el turno por internet. Esto ocurrió luego de varias horas de hacer fila y se enteró gracias al responsable de vigilancia, que solo por buena voluntad se encarga de dar algunas respuestas básicas.

Como Clara no tiene relación con la tecnología ni entiende cómo conseguir un turno por internet, se aceró a una librería de la zona que los saca. Allí tampoco pudo lograrlo porque el sistema estaba colapsado. Entonces, volvió a Anses para ver cómo podía resolver su situación.

Ya adentro, un cartel que dice que "No se responden consultas" le dio la bienvenida. De vuelta en la calle, Clara cayó en manos de un estafador que le aseguró que podía venderle un turno. Lo compró y, cuando llegó el día esperado, le informaron que ese número no era válido, que necesitaba obtener otro y volver.

María vive en zona sur. Tiene una librería en su casa y también se dedica a realizar trámites de Anses. La mujer contó a El Tribuno que muchos abuelos, e incluso algunos jóvenes que no conocen el sistema, son engañados con la denominada "venta de turnos".

Esta joven, que acostumbra a sacar turnos para los interesados desde su domicilio, destacó que el sistema web funciona durante las 24 horas pero que se colapsa a partir de las 7 de la mañana. También informó que los turnos se están dando para dentro de 30 días o más.

Así, la espera se vuelve interminable para los que necesitan jubilarse que, muchas veces, llegan a esta etapa con enfermedades a cuestas.

Laura Cartuccia, titular de Anses Salta, consideró "normal" que el sistema colapse y someta a la gente a una espera incierta porque "trabaja a nivel nacional".

La responsable de Anses dijo a El Tribuno que, además de la web, está la línea 130 para pedir turnos de 8 a 20, aunque conseguir respuesta por esta vía es otra odisea según denunciaron los que esperan hace meses un día y horario para empezar a presentar sus papeles.

"En Salta tenemos una gran cantidad de consultas", señaló la funcionaria. Admitió que, por ejemplo, los turnos para tomar créditos se habilitaron el 29 de abril a las 10 de la mañana y el mismo día a las 13 ya no había vacantes hasta el 30 de mayo.

Sobre las denuncias acerca del maltrato que implica que todos los que deben hacer un trámite caigan juntos en el mismo cuello de botella, Cartuccia aseguró que cuentan con personal que se encarga de hacer un "barrido de fila" y asesorar a la gente.

Con respecto al engaño en el que caen personas de la tercera edad que, desesperadas ante la falta de respuestas compran un turno falso, dijo que ya se realizó una denuncia a Buenos Aires para que se investigue.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...