Metán
Familias de Los Laureles están sin luz desde hace días
Estaban enganchados a la línea de un vecino solidario, pero Edesa advirtió la situación irregular y les cortó la conexión.

Varias familias de un sector de barrio Los Laureles cumplirán hoy el quinto día sin electricidad en la zona de las serranías al oeste de Metán.

Esos residentes, ubicados en la calle Mitre, en inmediaciones de los cables de alta tensión, estaban conectados al medidor de un vecino solidario desde el 2017.

"El vecino que gentilmente nos cedía la energía fue advertido por Edesa sobre la irregularidad. Lo intimaron y le dijeron que lo iban a multar, por eso tuvimos que desconectarnos y estamos a oscuras desde el jueves", dijo el vecino Fernando Abregú a El Tribuno.

"En el 2017 le colocaron los medidores a algunos, y entre ellos a una vecina de nuestra cuadra, pero luego no se siguió avanzando. Solamente hay que colocar tres postes para hacer el cableado para conectarnos a nosotros", destacó Abregú.

En la zona residen muchas familias humildes con niños y por las noches es una oscuridad total. Además, hay que tener en cuenta que el terreno es muy irregular, debido a las pendientes de los cerros.

"No queremos que nos regalen nada. Pedimos que nos coloquen los medidores para poder tener el servicio indispensable. No tenemos gas, hacemos fuego para calentarnos y cocinar. Al vecino que nos pasaba la luz le hacíamos un aporte entre todos para pagar la boleta", remarcó Abregú.

Por otra parte, dijo que ellos mismos se ofrecieron a trabajar en las obras para terminar el cableado y los medidores. "No podemos vivir así. Además ya comenzó el invierno y hay muchos chicos en estas familias. Acá vinieron los políticos en campaña, hicieron promesas y luego no cumplieron nada", indicó el vecino.

Además del corte de luz, a los residentes del barrio les robaron un importante tramo del cable que compraron para poder conectarse al vecino solidario. "De noche esto es tierra de nadie, una oscuridad total. En nuestras casas nos alumbramos con velas ahora, o como podemos. Somos todas familias humildes", dijo Abregú.

Llegada de la electricidad

En el 2017 comenzaron a conectar la luz a vecinos de un sector del barrio Los Laureles. A través de un trabajo conjunto entre la Municipalidad y Edesa, se electrificó la zona de la calle Mitre, Los Crespones y un pasaje sin nombre, donde se iba a beneficiar a unas cuarenta familias en la primera etapa.

Las gestiones llevaron mucho tiempo debido a que los vecinos se encontraban asentados en terrenos que están en trámite de expropiación. En el sector se hizo la apertura de calles y el acondicionamiento del terreno, se colocaron los postes y se realizó el tendido eléctrico.

Los terrenos en la zona están en trámite de expropiación. Pero hay gente que se sigue asentando de manera irregular en el lugar. Esto generó conflictos, denuncias y desalojos por disposición de la Justicia. Además, vecinos denunciaron que algunos terrenos se vendieron y que otros, supuestamente con dueño, no están siendo ocupados.