Condenan por  abuso sexual a un  pastor evangélico

"En todas partes se cuecen habas", reza un viejo refrán. Esta expresión sirve para graficar que los abusos sexuales cometidos por "ministros de culto" no solo tienen como protagonistas a miembros de la Iglesia Católica, sino a representantes de otras religiones.

Este fue el caso de un pastor evangélico de Rosario de la Frontera, quien fue condenado a 8 años de prisión al haber sido encontrado autor responsable de abusar en forma reiterada de la hija de su expareja durante 6 años. El hombre de 64 años fue denunciado por la hermana y la tía de una menor, contra la que habría cometido actos de abuso sexual desde 2012 hasta enero de 2018.

En el juicio que se realizó en los tribunales de Metán, a cargo de la jueza Carolina Poma, el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, dio por probado los hechos denunciados por los familiares de la víctima, los que fueron confirmados por la menor. El funcionario le imputó el delito de "abuso sexual gravemente ultrajante agravado por tratarse de un ministro de culto y por la situación de convivencia preexistente" en perjuicio de la hija de quien fuera su pareja.

La denuncia la radicó una hermana de la adolescente ante la inacción de su madre, quien intentó minimizar los hechos, y fue ratificada por una tía. Ambas relataron que los abusos se sucedieron durante ese lapso hasta que la víctima decidió dar aviso de lo que sucedía. En este proceso quedó de manifiesto la actitud reticente de la madre que pese a tener conocimiento de la situación nunca se animó a denunciar al religioso, quien fue identificado por la fiscalía en su página web como Luis del Valle Palomino.

Con las pruebas reunidas durante la investigación y lo que surgió en la audiencia de debate, la jueza Poma condenó al acusado a la pena de 8 años de prisión de cumplimiento efectivo, manteniendo la modalidad de prisión domiciliaria que venía cumpliendo el pastor.

En el mismo fallo dispuso que a Palomino se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del dato único de identificación genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...