Llaman a denunciar faltantes de combustible en las estaciones

A modo preventivo y en línea con lo dispuesto por el Gobierno nacional, cuando hace un mes anunció el congelamiento de los combustibles por 90 días, la Secretaría de Defensa del Consumidor realiza inspecciones en estaciones de servicios para controlar que se cumpla con los valores de venta fijados y con la normal provisión del producto.

Asimismo, el organismo provincial pone a disposición de los consumidores canales de comunicación para denunciar faltantes de combustibles en las estaciones. Una vez recibida la denuncia, agentes de la Secretaría se presentan en el lugar y labran un acta de constatación de la situación que se eleva a los organismos nacionales con incumbencia en el asunto.

En este contexto, esta semana el titular de la Secretaría de Defensa del Consumidor, Carlos Morello, mantuvo una reunión con dirigentes de la Cámara de Estaciones de Servicios, Expendedores de Combustibles y Afines de Salta para conocer cómo se está desarrollando la actividad comercial. Morello convocó la reunión ante la posibilidad de que el consumidor pudiera verse afectado ante falta de abastecimiento en estaciones de servicio de distintos puntos de la ciudad, como consecuencia de una supuesta imposición de cupos por parte de las compañías petroleras.

De acuerdo a lo informado por el organismo el presidente de la Cámara, Manuel Alberto Pérez, indicó que la medida anunciada por el Gobierno nacional de congelar los precios de los combustibles "está generando la falta de abastecimiento en algunas estaciones de servicio, como ocurrió en los últimos días, especialmente en las denominadas "blancas', que no cuentan con contratos de suministro periódico por parte de las petroleras".

Inspecciones

En este sentido, el funcionario provincial adelantó que desde el organismo se llevarán a cabo inspecciones en las estaciones de servicio para constatar la situación.

Consultado por El Tribuno, Morello explicó que convocaron a las autoridades de la Cámara de Expendedores de Combustibles para hacer un seguimiento del congelamiento de precios y para chequear si ese congelamiento había traído algún tipo de problemas en el abastecimiento: "Hay un caso puntual en el que se retrasa el envío de combustibles, lo cual genera que por un par de horas no haya nafta en esa estación de servicio, pero que en la generalidad no hay inconvenientes".

"Sin embargo -agregó- las empresas que tienen más problemas son aquellas de bandera blanca, o sea las que no tienen un contrato firmado con alguna de las petroleras, sino que compran según el precio y, al no tener contrato, se les dificulta renovar el stock a partir del congelamiento".

Morello recordó que "a partir del congelamiento las petroleras señalaron que el precio se retrasó un 20%; con lo cual podrían estar haciendo reserva del combustible y mandando lo justo que piden las estaciones con las que tienen un contrato preestablecido".

Aclaró además que "todavía no han puesto cupos (las petroleras) pero se teme que esto pueda ocurrir y, a partir de esta situación, es que la Secretaría de Defensa del Consumidor actúa preventivamente con los controles".

Respecto de los controles, Morello explicó que en caso de detectar un faltante "labramos un acta de constatación de la situación y vamos a tomar contacto con la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y con la Secretaría de Energía de la Nación", ya que "el Gobierno nacional fue contundente al advertir que iba a aplicar la Ley de Abastecimiento si había algún problema en la provisión de naftas, así que nosotros actuaremos como nexo enviando esa información".

"Nosotros vamos a notificar ante el solo hecho de que, cuando estemos en una estación, no haya combustibles", advirtió el funcionario y agregó que "además, le pedimos a los usuarios que si se topan con esta situación en alguna estación lo denuncien en la Secretaría".

Los consumidores pueden ingresar a www.consumidorsal ta.gob.ar, donde encontrarán un link para hacer las denuncias, las cuales impactan inmediatamente en el sistema y agentes del organismo se hacen presentes en el lugar para realizar el acta de constatación.

El secretario de Defensa del Consumidor aclaró que "también le pedimos a la Cámara de Expendedores que nos avisen si alguna estación adherida se queda sin combustible en algún momento".

Finalmente, el funcionario llevó tranquilidad al asegurar que "no estamos ante una situación de desabastecimiento, ni siquiera ante una que haga temer que pudiera ocurrir, sin embargo es importante tomar las previsiones del caso para garantizarle los derechos a los consumidores".

El 14 de agosto, el presidente Mauricio Macri anunció el congelamiento del "precio de la nafta por 90 días", en el marco del paquete de medidas que anunció para "aliviar la crisis". Por su parte, las petroleras y provincias productoras cuestionan la medida e, incluso, interpusieron acciones legales para impedir su aplicación.

Afirman que grandes clientes se volcaron al mercado minorista

Los cupos duran menos en las estaciones de servicio ante el aumento de la demanda.

Una camioneta carga un trailer tanque de combustible. Jan Touzeau

El congelamiento de precios de los combustibles para la venta al público tuvo un efecto no calculado por el Gobierno nacional. 

Es que los grandes consumidores, como camiones, colectivos y maquinaria de campo, al tener el precio liberado en el mercado mayorista del que normalmente se abastecen, se están volcando a cargar en las estaciones de servicio, con lo cual el abastecimiento de naftas y, principalmente gasoil, dura mucho menos tiempo que antes en los surtidores del mercado minorista.

Fuentes del sector consultadas por El Tribuno advirtieron que en las últimas semanas hubo un incremento en la demanda por parte de actores que normalmente se mueven en el mercado mayorista.

“Camiones, finqueros y hasta colectivos cargan combustible ahora en las estaciones de servicio, lo que ocasiona que el producto dure menos en el surtidor, pero no podemos negarnos a cargarles”, afirmó la fuente consultada. 

“También hay preocupación en el sector para evitar posibles desabastecimientos, los estacioneros están preocupados porque no tienen la cantidad de combustible que están solicitando”, explicó y confirmó que “los de bandera blanca lo sufren más”.

Indicó que “a partir del congelamiento de las tarifas del Gobierno se generó una situación en la que las estaciones de servicio les fijan el precio del combustible al público pero los grandes consumidores, que vienen de otro sector, trabajan con el mercado mayorista que no tiene precios fijados”. 

“Entonces, si los precios del mayorista están más altos, esos clientes se vuelcan a las estaciones de servicio y ahí es donde se produce el problema, que no es de desabastecimiento sino que el abastecimiento se agota por una mayor demanda dada por la intervención de grandes clientes que habitualmente consumen en otro mercado”, completó.

Recordó además que “hace varios años existía una escala de precios invertida mediante la cual si el cliente compraba 20 litros, le costaba un peso cada litro; si compraba 1.000 litros, debía pagar 3 pesos por litro; y, si compraba un millón de litros, le salía 4 pesos. O sea, en vez de ir bajando el precio mientras más consumía, subía. Esto era así porque mientras más necesitás, tenés que pagar el precio que sea”. 

Consideró en cambio que “la actual situación se da porque el Gobierno fijó el precio pero al público, no al mayorista. Entonces, las petroleras quieren asegurarse las ventas de cualquier forma”. 

“De esta manera -agregó- cliente que llega a comprar se le vende, no se le puede negar a un camión que llega a la estación a cargar, hay que venderle y esto puede ocasionar que el combustible se acabe más rápido en las estaciones”, insistió.

En este sentido, consideró que “el consumidor siempre va a buscar el mejor precio posible, antes lo tenían en el mayorista y ahora en otro sector, y obviamente las estaciones de servicio venden a precio de surtidor, que es el establecido, por lo que no se pacta nuevo precio cuando llega el cliente”. 

“En cambio, en el mayorista, el cliente peleaba el precio con la empresa y lo podía negociar”, indicó. 

Finalmente, alertó que “por los aumentos en los precios de combustibles en los últimos meses se desalentó el consumo” y que en las últimas semanas “hay un pequeño crecimiento pero es nulo frente a los costos, que agobian”. 

"Este mes hay que aplicar un 8% de aumento en los sueldos, que fue fijado en marzo. Las estaciones no la están pasando bien tampoco”, concluyó.

Reclamo al Ministerio de Transporte

“El combustible a granel cuesta 30% más que el minorista”. 

Empresas nucleadas en las cuatro cámaras de transporte terrestre de pasajeros enviaron una nota al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, en la que cuestionaron el Decreto 607/2019, publicado el 2 de septiembre pasado, liberando el precio para la venta mayorista, “lo cual redunda -afirmaron- en un incremento del 25% del precio del gasoil a granel, 30% más que el surtidor minorista”.

Las cámaras denunciaron que la situación “no hace más que profundizar la crisis estructural que desde hace varios años viene atravesando nuestra actividad, profundizada en los últimos tiempos por la crisis macroeconómica y la caída del consumo”.

Firmaron la nota dirigida a Dietrich, representantes de la Cámara Argentina de Transporte de Pasajeros, Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor, Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros y Cámara Empresaria de Larga Distancia.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...