"Nunca estuve tan abrazada  a Mauricio Macri como la  noche de las PASO"

Con la excusa de la presentación de su libro "Vida", que ella misma lo dice abiertamente, Elisa Carrió estuvo ayer en Salta. Cuando subió al escenario preparado en el hotel Alejandro I, lo primero que hizo fue levantar un pollo de goma amarillo para saludar al público. La sala repleta la ovacionó y vitoreó el ya clásico "Sí se puede".

"La verdad que el libro es una excusa, primero era la excusa para despedirme, pero como yo soy como Los Chalchaleros, es la excusa para volver", se sinceró al principio. En otro momento de su alocución reforzó lo dicho anteriormente: "También este libro es una excusa para sostener, apoyar y asegurar la nueva presidencia de Mauricio Macri". Los aplausos se volvieron a sentir con fuerza y decenas de celulares registraron a "Lilita".

Frontal e implacable como ella misma, habló de que enseña con el ejemplo. "De nada vale decir estoy en la derrota, si no se está en la derrota", dijo sin nombrar específicamente a nadie, pero con la amargura o bronca de que cuando las cosas andan bien todos están alrededor, y cuando no, la mayoría se aparta. Aunque aclaró que igual los "ama" a todos y se los dice cada vez que se los cruza e intentan justificarse.

Elisa Carrió no tuvo ayer los exabruptos que la caracterizan. En la presentación de su libro decidió dar testimonio de la intimidad intelectual, política y biográfica: desde su debut como convencional constituyente de 1994 hasta la presidencia de Mauricio Macri. Se mostró con mucho humor en Salta. 
 

Y así lo demostró. "Nunca estuve tan abrazada a Mauricio Macri como la noche de las PASO", recordó. Al finalizar instó a los presentes salteños a sumarse para "fiscalizar" hasta las 22 en las próximas elecciones generales del 27 de octubre.

Otras de las frases de Lilita en Salta fueron: "Hay que sostener la República", "Los populismos traen más esclavitud", "Nos robaron todo, hasta la dignidad" y "El 27 vamos a ganar".

Antes de la presentación del libro de 139 páginas, Carrió pasó por la Catedral para saludar al Señor y la Virgen del Milagro. Es una mujer muy religiosa y lo remarca en su discurso.

Le contó a la gente que como ya no le gusta escribir y hasta perdió la noción de todo lo que estudió (es abogada), decidió realizar un diálogo con el periodista Ignacio Zuleta, admitiendo que lo suyo es el don del habla.

Contó que crió ocho hijos, que tiene 63 años, y que a los 26 logró ser la primera profesora titular de una universidad. Vivió en Chaco y dijo que su historia también tiene que ver con Salta, Jujuy, La Plata y otros lugares del interior del país. Que constantemente recorre y conoce cada provincia.

Risueña y sin filtro, admitió que en la vida real es "desopilante", que de su padre que tanto amó aprendió que "todos somos iguales" y que en la vida no puede faltar la "fiesta". "El trabajo y la fiesta van juntos", dijo. Compartió varias anécdotas, desde los seis años, dice que siempre fue muy intelectual y que la vida la fue llevando hasta ser convencional constituyente en 1994.

Señaló que no dejó de ser mujer para hacer política, es más, llevó al Congreso su condición de mujer. Que le tocó combatir la adversidad, que la quisieron hacer moderada y no pudieron y que la cuestión no es ser ricos ni pobres, que "solo hay seres humanos que dan buenos o malos ejemplos".

"Este libro es de una persona que llegó a ser siendo", destacó la diputada nacional, que cerró su discurso diciendo "hay que honrar la vida". Acompañaron a Carrió legisladores nacionales y referentes de la Coalición Cívica ARI. Por Salta estuvieron Martín Grande, Gladys Moisés, Virginia Cornejo y Miguel Nanni, que llegó un poco tarde.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...