Video. Emotivo reencuentro de un perro con su dueño después de cuatro años

Mike Plas es un canadiense que hace cuatro años perdió a Jack, su perro siberiano. En una visita a casa de sus padres en Thunder Bay, Canadá, en 2015, Mike dejó atado a Jack en el porche de la casa.

No habían pasado tres minutos cuando le pidió a su madre que mirara si el perro estaba bien, pero Jack ya no estaba. Mike su puso en su búsqueda durante días pero no pudo encontrarlo. Creyó que lo más probable es que alguien lo había robado.

De allí en más y durante estos cuatro años, cada vez que Mike iba a casa de sus padres daba vueltas por el lugar y miraba en todas las casas cercanas para ver si estaba Jack. Pero no, nunca volvió a verlo. Como nunca dejó de subir fotos de su perro en Facebook.

 

Pero el pasado 20 de septiembre, a las 14.40, Mike recibió un llamado en su celular. "Un refugio de animales de Winnipeg me llamó y me preguntó mi nombre y si yo tenía un perro llamado Jack", cuenta Mike en una publicación de Facebook.

Él respondió que sí, que lo había perdido hace cuatro años en Ontario, y la persona encargada del refugio le respondió: "Pues bien, conseguimos tu información de su microchip y él está aquí, con nosotros".

Mike cortó la comunicación, fue a buscar a Kenzi, su novia, a su hermana y a su cuñado, y a bordo de una camioneta empezaron a recorrer los 700 kilómetros que los separaban del refugio de animales. Por la nieve, tardaron nueve horas en llegar. Al arrimarse a recepción, Mike les mostró una foto de su perro.

"Lo trajeron e inmediatamente sentí que mi vida volvía a ser normal. La vida nunca ha sido la misma sin él, y el sentimiento de tener a Jack de regreso es inexplicable. Nunca pierdan la esperanza... Yo no la perdí después de cuatro años", dijo Mike.

Su novia publicó un video del reencuentro: Jack llega y él lo abraza, con la imposibilidad de contener las lágrimas. Ya fue visto más de 3 millones de veces.

Rápidamente la historia se hizo viral. La cadena canadiense CBC News los contactó para que hablaran al respecto. Todos regresaron a Thunder Bay, la ciudad donde viven. Kenzi publicó la foto de los tres en el auto, contentos por el reencuentro.

Ahora Mike completó su vida. La foto del muchacho, con su novia y su perro Jack, el comentario de ella: "estoy con mis dos estrellas" y el rostro de los tres dejan en claro algo: eso, señores, se llama pura felicidad.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...