Medidas del Gobierno, con poco impacto en  el humor de la gente

La mayor parte de los salteños, el 47,8%, que participaron de una encuesta realizada por El Tribuno consideraron que las medidas adoptadas por el Gobierno nacional lo perjudican. En la vereda opuesta, el 22,1%, cree que se beneficia y el 30% restante sostiene que no se beneficia ni se perjudica.

Por otra parte, la mayor parte de quienes respondieron en otra encuesta (el 38,7%), no sabe cuál de las medidas del Gobierno podría favorecerlo.

Que el nuevo Gobierno no haya generado soluciones inmediatas a los problemas de la economía y que muchas de las medidas tomadas estén más en línea con lo que hacía el Gobierno anterior, como los casos de los ajustes y la devaluación. Esta situación lleva a muchos a descreer de las medidas que implementa el Gobierno de Alberto Fernández para hacer frente a la crisis económica en que está sumida la Argentina. También es cierto que el mandatario asumió hace 45 días, por lo que el plazo es corto para sacar conclusiones tajantes.

El economista jefe - NOA de la Fundación Mediterránea y decano de la Facultad de Economía de la Universidad Católica de Salta, Lucas Dapena, explica que la gente puede mostrarse escéptica de las medidas porque "a nadie le cae bien un ajuste, ni al comerciante, ni al empresario ni al trabajador".

En diálogo con El Tribuno, detalló que "a los dos primeros, por un menor consumo ya que va a haber menores incrementos salariales, ya sea para jubilados o empleados".

"Por otro lado, el de los trabajadores, porque ya se aclaró que el incremento salarial este año no tendrá cláusula gatillo", por lo que se descarta que los salarios volverán a perder frente a la inflación.

"Al parecer, la lucha contra la inflación no es prioritaria en esta primera etapa del Gobierno nacional, porque tener inflación les permite recaudar más, parece que este plan económico, o estas medidas que aplican, apuntan a contener el gasto para tratar de acomodar las cuentas fiscales", indicó Dapena y agregó: "Y, en esa línea, están yendo todas las medidas que están tomando, inclusive la suba de impuestos".

El decano de la Facultad de Economía de la Ucasal explica el impacto que tendrán algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional.

Congelamiento a jubilaciones: "Es una herramienta de ajuste plena, porque están dando un aumento nominal totalmente desacoplado de la inflación".

Paritarias: "Todo lleva a pensar que el Gobierno nacional va a tener el apoyo de los gremios para que los incrementos salariales no estén por encima de la inflación; si esto se cumple, demuestra que el objetivo principal es el ajuste", explicó Dapena y anticipó que "hay una inflación estimada del 42 o 43 por ciento, y pensar en un aumento salarial de ese número, para jubilados o trabajadores, no parece viable".

Tarjeta alimentaria: "Creo que apunta a una medida de emergencia alimentaria. El Gobierno ha pensado que es necesario hacerlo porque hay gente que necesita ese suplemento que es la tarjeta alimentaria", consideró el economista.

Dapena señaló que "es una medida que apunta a lo social básico" y que "no va a reactivar la economía, pero es una medida de alivio a los estratos sociales que el Gobierno piensa que más les han pegado las medidas del Gobierno anterior".

Recargo a la compra de o con dólares: para Dapena "la clase media es una de las que va a pagar todo este plan de asistencia, primero por el incremento de los impuestos; y, segundo, porque le estás quitando todas las herramientas de ahorro tradicionales que son los dólares o el plazo fijo que, hoy por hoy, no te permite ganarle a la inflación".

Congelamiento de las tarifas: "Acá se genera un problema, ya que se empiezan a desvirtuar los precios relativos, uno empieza a pensar que la luz es más barata de lo que es y eso no significa que nadie lo paga, por el contrario, lo pagamos todos, con impuestos", advirtió.

Dapena aclaró que "esto nos lleva a las viejas asimetrías en las que Ciudad y Provincia de Buenos Aires son las más beneficiadas con este tipo de medidas y, el interior, el más perjudicado".

"Es un ejemplo de manual de los últimos años porque siempre Buenos Aires recibe las mejores opciones por una cuestión política y porque hablamos de un Gobierno que va a responder al electorado que lo votó", sentenció el economista.

Explicó que "mientras nosotros nos ponemos contentos porque no nos va a subir el colectivo dos pesos, no nos damos cuenta que ello implica que a Buenos Aires no le van a subir los 20 pesos que hacen falta para que se equiparen las tarifas con las del interior".

Prioridades

Para Dapena, los tres temas prioritarios a los que se enfrenta el Gobierno nacional son la inflación, el gasto público y la deuda: "Al primero lo están dejando de lado por ahora, porque es el impuesto más fácil para cobrar porque la mayoría de la gente no lo dimensiona".

"Por otro lado -indicó- subieron impuestos e intentan controlar el gasto con herramientas con las que se puede estar de acuerdo o no, pero lo están haciendo".

"En tercer lugar, se está viendo cuál es la acción que van a tomar con respecto a la deuda. Hoy por hoy no está claro cómo van a abordar este tema, pero pareciera que usarán el caso de Buenos Aires como prueba piloto", concluyó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...