Pierre Denis y la geografía de Salta

Entre las grandes figuras que dejaron su huella en Salta y que hoy nos resultan desconocidas se encuentra la de Pierre Denis.

Salvo que alguien esté interesado en la historia de la geografía o en acontecimientos claves de la segunda guerra mundial, este personaje brilla por su ausencia.

Algo parecido al norteamericano Isaiah Bowman que visitó la región en un viaje transversal por los Andes Centrales, entre Antofagasta en Chile y el Chaco salteño a comienzos del siglo XX. Y tantos otros que sería largo enumerar, tal el pintor alemán Karl Oenicke, el sabio belga Henri Butgenbach, el conde italiano Guido de Bonarelli, por citar algunos. Personalidades de grandes quilates que los tuvimos en Salta y el noroeste argentino y luego brillaron en el mundo al final de sus vidas.

Sabio y aventurero

Pierre Denis (1883-1951) llegó joven a nuestro país portando un impresionante currículum en historia y geografía obtenido en la prestigiosa Escuela Normal Superior de París. Los avatares del destino lo llevaron a regresar a Francia para enrolarse como soldado y pelear en la Primera Guerra Mundial. Terminada la guerra siguió con sus estudios geográficos y publicaciones, se convirtió en un importante banquero y financista internacional, asesoró en economía monetaria a numerosos países, hasta que la Segunda Guerra Mundial volvió a atraparlo en sus redes.

Veamos algunos puntos de su rutilante biografía. Pierre Denis nació en Grenoble, Francia, el 12 de junio de 1883. Su padre fue el historiador francés Ernest Denis, un influyente profesor de la Sorbona, que tuvo mucho que ver con la formación de Checoeslovaquia, al punto que le ofrecieron hacerse cargo de la presidencia del país. El joven Pierre se formó en un hogar donde se respiraba alta política y se vivía en una atmósfera académica e intelectual propia de las personas que frecuentaban a su padre.

Licenciado en historia y geografía a los 22 años, obtuvo una beca Tour du Monde en 1906 y por dos años viajó a muchos países de Europa, África, América y Asia para ampliar su formación.

Luego estuvo dos años como profesor en Washington (Estados Unidos) y regresó a Francia en 1911 para presentar su tesis de grado en geografía.

En nuestro país

La República Argentina estaba viviendo el momento económico más próspero de su historia durante el centenario de 1910. Se contrataban a los mejores investigadores y profesores europeos para la enseñanza o la exploración científica del territorio. Llegaban especialmente alemanes e italianos lo que generaba celos diplomáticos con Francia.

Ante un pedido de la embajada francesa se invitó a que un estudioso de ese país visitara la Argentina. Se eligió a Pierre Denis y se lo contrató en 1912 como profesor de la Universidad de Buenos Aires. Recorrió nuestro país durante dos años partiendo desde Buenos Aires y visitando el centro, noroeste, noreste y el norte de la Patagonia. Los viajes los hizo por las líneas férreas y también a lomo de animales. Observador nato y viajero exquisito juntó impresiones de todos nuestros paisajes, sus gentes y costumbres, su geología, geografía, flora, fauna e historia. Nada escapaba a su espíritu sagaz de observador consumado de una geografía holística.

En 1914 fue enrolado como sargento en las fuerzas de Francia que combatieron en la Primera Guerra Mundial. Peleó en varios combates, fue ascendido hasta alcanzar el grado de teniente, participó de la oficina de inteligencia del estado mayor en Salónica y fue condecorado con la Legión de Honor y la Cruz de Guerra. Por sus conocimientos geográficos fue nombrado en la comisión encargada de negociar las cláusulas económicas en la firma de los tratados de paz. Aun cuando su deseo era regresar a la Argentina, las circunstancias se lo impidieron y aceptó en 1919 un puesto de profesor de geografía en la Universidad de Estrasburgo.

La tesis

Un año después defendió su tesis doctoral "República Argentina. El desarrollo del país", presentada en la Facultad de Letras de la Universidad de París (1920). Renunció pronto al cargo de profesor para comenzar a actuar como político, economista, banquero y financista. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Denis fue convocado como teniente de reserva en la defensa pasiva y tuvo a su cargo negociaciones financieras con Inglaterra y la compra de armamento con Estados Unidos. Salió de París a Londres donde actuó bajo el seudónimo de "Rauzan" o Pierre Rauzan, nombrado por el general Charles De Gaulle a cargo de las finanzas de la "Francia Libre". Durante toda la guerra estuvo encargado de negociaciones financieras para Francia y sus colonias del norte de África. Terminada la guerra volvió a Francia y continuó con sus actividades económicas hasta 1951 en que falleció a los 68 años de edad.

Sus numerosos biógrafos, entre ellos Rene Cassin (1887-1976), que luego obtendría el premio Nobel de la Paz por ser el "padre" de la Declaración Universal de los Derechos Humanos o Jean Monnet (1888-1979), lo recuerdan como una persona afable, introvertida y con muy firmes convicciones éticas y morales. Entre sus obras con tinte autobiográfico se destacan "Souvenirs de la Francia libre" (1946, 244 p.), "Los aprendices de brujos" (1947, 204 p.) y "Las profesiones y los días" (1951, 268 p.). En "Los Aprendices de Brujos" ensaya una idea sobre cómo el hombre podría alguna vez modificar el clima para cambiar el régimen de lluvias a nivel planetario beneficiando económicamente a unas regiones en desmedro de otras. El calentamiento global actual va en esa dirección. Su labor geográfica está reflejada en gruesos volúmenes publicados en francés por la prestigiosa editorial Armand Colin (París), entre los que se destacan "Brasil en el siglo XX" (1909, 312 p.), "La República Argentina: el desarrollo del país" (1920, 303 p.), que es la edición de su tesis doctoral; y el volumen XV sobre América del Sur de la Geografía Universal de Paul Vidal de La Blache y Lucien Gallois (1927, 479 p.).

Denis era reconocido como el mayor especialista francés en la geografía de Argentina, Brasil y América del Sur y fue un estrecho colaborador de los grandes geógrafos franceses de su época como Vidal de la Blache, Gallois, De Martonne y otros. 

Estudioso de Salta 

 Salta vio pasar a un joven Pierre Denis, con 30 años de edad, que más tarde se convertiría en un héroe de la Primera Guerra Mundial y luego en “Rauzán”, el financista y banquero de la Francia Libre durante la Segunda Guerra Mundial. 
Sus estudios a lo largo y ancho de la Argentina, desde Jujuy a la Patagonia, dieron como resultado algunas publicaciones en los Annales de Géographie (A.G.) como “La producción de oro en el territorio de Magallanes” (A.G., 1910), “La localización de las culturas en Argentina” (A.G., 1910), “La Argentina Moderna, capítulos de geografía económica” (UNT, Ed. Coni, 1916, 122 p.) o “La nacionalidad argentina” (Revista de Naciones Latinas, 1916). 
Fuera de lo mencionado merece destacarse como principal trabajo geográfico sus investigaciones específicas sobre las Sierras Subandinas de Salta y Jujuy, en especial su artículo sobre “La Sierra de la Lumbrera” (A.G., XXII, 1913, pp. 337-352). En 1921, después de defender su tesis doctoral sobre Argentina, volvió a publicar en los Anales de Geografía un texto corto sobre “Las cadenas Subandinas de las provincias de Salta y Tucumán”. 
La bibliografía de Pierre Denis nos da una pauta del gran interés que tenía por nuestro país a comienzos del siglo XX. El estudio que titula Sierra de la Lumbrera, en realidad abarca un tramo mucho más amplio de las Sierras Subandinas salto-jujeñas que va desde Calilegua (Jujuy) hasta Río Piedras (Salta), y desde la ladera oriental de la Sierra de Mojotoro hasta el Chaco. Realiza un mapeo de las sierras de Calilegua, Zenta, Santa Bárbara, Maíz Gordo, Piquete y Lumbrera; los ríos Mojotoro, Lavayén, San Francisco, Juramento, Río del Valle; y describe la geología, la flora, la fauna, las actividades económicas agrícolas, ganaderas y forestales, los caminos y huellas, el ferrocarril y las principales poblaciones. Ilustra el texto con cuatro fotografías paisajísticas y un mapa de la región visitada y estudiada.
 Presta especial atención a El Rey, donde hoy se encuentra un parque nacional. Cita una amplia bibliografía consultada. Pierre Denis, el héroe de Francia, es uno de los grandes geógrafos mundiales que en sus estudios destacaron la geografía del norte argentino. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...