El teletrabajo llegó para quedarse en las empresas, como uno de los cambios por el COVID-19

Con la misma velocidad de que la pandemia del COVID-19 avanzó en el mundo, la adaptación en los usos y costumbres en los ámbitos laborales ante la enfermedad del coronavirus también se tuvieron que ir modificando.

Lo más evidente fue que los trabajadores tuvieron que quedarse en sus casas para evitar los posibles contagios. Ante esa realidad, las distintas empresas de Argentina empezaron a promover el trabajo en casa o home office, en inglés, algo que se veía como exclusivo de países con mucho más desarrollo.

La Escuela de Negocios de la Universidad Austral, la IAE Busines School, realizó una encuesta entre 111 gerentes y directores de Recursos Humanos (RRHH) de empresas entre menos de 50 empleados y más de 1.000, de distintos puntos del país, sobre cuáles son sus aprendizajes y preocupaciones frente a la nueva realidad que impone la pandemia.

Al ser consultados sobre quienes están tomando las decisiones finales sobre el personal, el 38% señaló que es el comité ejecutivo; el 25%, el CEO; el 23%, el comité de crisis; el 6%, el management local, pero con aprobación de la casa matriz; el 5%, el director de RRHH y el 4%, cada equipo. 

“Observamos que la gran mayoría está tomando las decisiones de manera compartida. Esto es lógico, y saludable”, dijo Julián Irigoin, profesor del IAE Business School y quien lideró el sondeo.

Ante la pregunta sobre qué cantidad de empleados realizaban “home office” al menos 3 veces semanales antes del brote de COVID19, el 65% de los encuestados indicó que ninguno de sus empleados lo hacía, el 25% indicó algunos, el 7% todos y el 3% la mayoría. Hoy, de ese 65%, un 42% tiene a más de la mitad de la nómina trabajando de manera remota. 

“Muchas veces los factores externos fuerzan cambios profundos, tanto en personas como en organizaciones”, señaló Irigoin

Se advirtió, además, que el 80% de las empresas de más de 400 empleados no tenían empleados trabajando de manera remota antes de la crisis. 

El 43% de los directores de RRHH encuestados consideró que el mayor aprendizaje que tendrán en su organización como consecuencia del COVID-19 estará relacionado con el teletrabajo, el 20% cree que el segundo aprendizaje que tendrán sus organizaciones se vincula a la necesidad de ser más ágiles, innovadores, creativos y flexibles para enfrentar situaciones nuevas. Y el tercer mayor aprendizaje, señalado por el 18%, cree que se dará en relación al manejo de crisis.
Según los datos que arrojó la encuesta, hoy, las principales preocupaciones como directivos de Recursos Humanos pasan por un posible corte en la cadena de pagos y una caída en las ventas. Respecto a la pregunta referida a las herramientas con las que mantienen el contacto con los empleados que no están trabajando o que lo hacen de manera remota, el 31% indicó whatsapp y celular; el 26%, email; un 15% señaló Microsoft Teams; 12%, Zoom; 11%, Skype y 5%, G. Suite. 
Al respecto Irigoin indicó: “el mail sigue siendo una herramienta corporativa muy usada, y es llamativo el rol que está teniendo whatsapp en la vida laboral, siendo que también es una aplicación extendidamente utilizada en la vida personal. Herramientas como Microsoft Teams y Zoom van ganando cada vez más terreno.”
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...