Desalojaron un acampe de trabajadores del grupo Vicentin

Trabajadores de la algodonera propiedad del Grupo Vicentin fueron desalojados por la Policía esta mañana del parque industrial santafesino donde realizaban un acampe desde hace 70 días en reclamo de mejoras salariales, informó la delegada Sonia Zanel.

En este sentido, la representante gremial indicó que, en un operativo del que participaron unos 200 agentes de la Policía, fueron desalojados en las primeras horas de hoy los trabajadores que realizaban la protesta.

"Es una vergüenza que se trate a los trabajadores como delincuentes, siendo que los delincuentes son los Vicentin", dijo Zanel en declaraciones a AM 750 Radio.

La delegada gremial reseñó que ayer la Justicia resolvió "que había que desalojar el acampe en el Parque Industrial de Reconquista y hoy a las 5 vinieron más de 200 policías" y explicó que ahora, los empleados de la planta están en la entrada al parque industrial "viendo qué hacer".


"Están los policías y no podemos entrar y manifestarnos: estamos igual que el 12 de junio, cuando comenzó el paro, y somos reprimidos por los fiscales, jueces y la Policía", agregó.
En tanto, la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe emitió un comunicado este mediodía para manifestar su preocupación por el accionar de las autoridades.
"El desalojo de trabajadores en pleno ejercicio del derecho constitucional de reclamar por sus derechos no tiene nada que ver con la repetida frase de cuidar la paz social", indicó la misiva.

Repudio del gremio aceitero al accionar policial y judicial

La conducción de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines (Ftciodyara) repudió hoy el desalojo de los trabajadores que acampaban hace 70 días frente a Algodonera Avellaneda, en Reconquista, Santa Fe, y rechazó el accionar policial y judicial.

"Cientos de efectivos policiales avanzaron sobre los trabajadores en huelga y los obligaron a desalojar el acampe que mantenían frente a la planta industrial desde hace 70 días. Ello se realizó con una orden solicitada por el fiscal Alejandro Rodríguez y dispuesta anoche de forma exprés por el juez Santiago Banegas", puntualizó en un documento la comisión directiva del gremio.

Los dirigentes sindicales aceiteros aseguraron que "los funcionarios judiciales cedieron finalmente al propósito exigido en reiteradas ocasiones por el Grupo Vicentin de criminalizar el reclamo salarial de los trabajadores de la planta".


Para los gremialistas, todo "el aparato policial en esa región de la provincia, comandado por el juez y el fiscal, se desplegó al servicio del Grupo Vicentin en sus plantas industriales de la zona", puntualizó el documento de prensa.

La Federación reseñó que ya el 18 de agosto "una patota dirigida por el abogado de la compañía e integrante de la familia, Héctor Vizcay, agredió a dos obreras de Avellaneda, quienes debieron ser hospitalizadas, ante la pasividad policial".

También expresó que "ese hecho continúa impune, pero la Justicia actúa con pasmosa celeridad para criminalizar y amenazar con más violencia a quienes hace más de dos meses reclaman un aumento a partir de los ingresos de miseria que paga la empresa, utilizando a la policía como su seguridad privada".
"Todo en nombre de la paz social, solo amenazada por el Grupo Vicentin, que condena al hambre y la pobreza a los trabajadores y se niega al diálogo, ataca con patotas y clama por represión con la pasividad judicial", concluyó el gremio.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...