El arco político festejó el acuerdo de  la reestructuración de la deuda

Sin distinción de banderas, el arco político argentino festejó el acuerdo de la reestructuración de la deuda del Gobierno nacional con los grandes grupos de acreedores.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sostuvo que la firma implica "un gran paso para normalizar la economía" y que "representa 30.000 millones de dólares de ahorro para los argentinos". Y agregó: "Argentina planteó la imposibilidad de pagar lo que el gobierno anterior había prometido y la necesidad de crecer para poder pagar. Esto representa 30.000 millones de dólares de ahorro para los argentinos. No es un dato menor, en un país que necesita de reservas y un tipo de cambio competitivo".

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, destacó que "el trabajo que hicieron el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de Economía, Martín Guzmán, para defender los intereses de la Argentina", remarcando que así se repara "el enorme daño provocado por la deuda impagable que dejó Macri". "Para poder pagar, primero hay que crecer", insistió.

Hasta el expresidente Mauricio Macri destacó que "finalmente se cerró" el acuerdo entre la Argentina y los bonistas por la renegociación de la deuda y remarcó que "defaultear jamás puede estar bien".

"­Finalmente se cerró! Defaultear jamás puede estar bien", sostuvo el exmandatario desde Francia.

El expresidente del Banco Central y exministro de Finanzas de Mauricio Macri, Luis "Toto" Caputo, felicitó al Gobierno por el éxito de las negociaciones desde su cuenta de Twitter: "­Gran acuerdo! Felicitaciones al presidente Alberto Fernández, al ministro Martín Guzmán y a todos los involucrados. Ojalá esta pesadilla de pandemia termine pronto y comience el proceso de recuperación económica que tanto necesita la gente!".

El senador de Juntos por el Cambio y exministro de Educación, Esteban Bullrich, también consideró que el anuncio constituye "una gran noticia para el país". En declaraciones radiales agregó: "Era importante poder avanzar en el acuerdo y dejar el tema cerrado para poder dedicarle el tiempo a las otras áreas de la economía. Tenemos que estar juntos para reactivar la economía lo antes posible".

Guido Sandleris, el último presidente del Banco Central de la administración de Macri, afirmó que el acuerdo "es razonable" y una "muy buena noticia", aunque cuestionó la demora del acuerdo que "nos forzó a convivir muchos meses con la incertidumbre del default" y remarcó que el acuerdo "no modifica casi la cantidad total de deuda". "Esto confirma lo que dijimos muchas veces, el tema nunca fue la cantidad de deuda sino la concentración de vencimientos en el corto plazo", explicó el economista.

Entre tantos festejos, el diputado nacional del PTS - Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño, se diferenció del resto y dijo que "el pueblo trabajador no tiene nada que festejar".

Afirmó que el acuerdo del Gobierno con los bonistas "legitima y legaliza una deuda fraudulenta, contraída por el macrismo para beneficiar a los especuladores y fugadores de siempre".

"Se repite el ciclo donde unos hacen la estafa, el gobierno de Macri, y otros la convalidan, como ahora Alberto Fernández", sostuvo Del Caño.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...