Después del motín en Villa Las Rosas, los familiares de los presos piden ver a los internos

Durante la madrugada de hoy, se vivieron momentos de mucha tensión dentro del penal de Villa Las Rosas. Ayer, un grupo de internos inició una huelga de hambre y dos reclusos del Pabellón B tomaron la decisión del subirse al techo la la penitenciaría para reclamar que vuelvan a permitir las visitas suspendidas por la pandemia de coronavirus y puedan acceder a los beneficios de salidas anticipadas por cumplimiento de condena.

El Tribuno dialogó con "Eli", que prefirió no dar su nombre real, que estuvo anoche en las puertas de la penitenciaría durante el motín que llevaron adelante algunos reclusos. "Lo que pasó adentro, es que en el Pabellón B se subieron al techo dos internos para reclamar por las visitas", expresó la mujer que tiene alojada dentro del penal un hijo y su marido.

Eli contó que las autoridades de la penitenciaría pretenden que los familiares de los reclusos entren una vez por semana -los lunes- y durante 20 minutos. Además, les aclararon que no van a poder tener contacto con los internos ya que tendrán un acrílico de por medio. Los internos y los familiares rechazan ese sistema y piden volver al horario normal que era los jueves y domingo de 13 a 18.30.

"Yo tengo a mi hijo y a marido, pude hablar con ellos y están bien pero en el pabellón donde esta alojado mi esposo están en huelga de hambre. Nosotros sabemos lo que pasa con la pandemia, sabemos como está la situación por el coronavirus, pero como se entiende que no nos dejen entrar a nosotros y la gente que trabaja ahí entre y salga. ¿Cómo los familiares no van a entrar? Quienes van a llevar el virus van a ser ellos, los guardias", expresó la mujer., quien aclaró que hasta el momento no le confirmaron si se dieron casos de coronavirus en el penal aunque afirmó que hay presos resfriados y con algunos síntomas compatibles,

Todo su entorno familiar está muy mal con esta situación. Desde hace un mes y medio que no pueden ver a su esposo e hijo. La situación de estrés se agrava por el hecho de que no les dejan llevar medicamentos o comida para que puedan alimentarse mejor. "Las comidas que ellos tienen son comidas chatarras, no es una dieta saludable como para que los internos puedan estar bien y sanos", agregó Eli.

La mujer expresó que se enteró del motín por un grupo de WhatsApp que tienen con otros familiares de los internos. Los reclusos que tienen celulares, lo pueden utilizar hasta las ocho de la noche. A esa hora, algunos internos del Pabellón B, empezaron a llamar a sus familias y avisaron lo que iban a hacer. La noticia se replicó en los distintos en grupos de WhatsApp y ellos decidieron ir a apoyar a los reclusos. "Estaba todo muy tensionado, se vivió momentos de muchos nervios y de estrés por la represión que puedan sufrir", agregó la mujer.

Eli contó que los presos que son "primarios" o sea que tienen su primer condena y tienen la posibilidad de lograr una salida anticipada del penal no están teniendo ese beneficio que fue cancelado por la pandemia. "Los que tienen condenas desde el 2015 para acá son tres meses que salen antes de cumplir la condena, si es desde el 2015 para atrás, son seis meses antes y ese beneficio no se lo están dando por el tema de la pandemia", finalizó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...