Gastronómicos rechazan la decisión de cerrar y afirman que un 60% está en una situación crítica

El Comité Operativo de Emergencia hace minutos anunció que los departamentos Capital, San Martín, Orán, Güemes y los Valles de Lerma vuelven a la fase de Asilamiento Social, Preventivo y Obligatorio desde el 21 de septiembre. 

Esta medida generó cierto malestar en el empresariado salteño que salió a criticar la medida y a pedir que sus locales continúen abiertos. 
Durante la mañana, la Cámara de Comercio e Industria de Salta enviaron un comunicado rechazando la medida y solicitando que los dejen continuar trabajar para poder mantener las fuentes de empleo.

El Tribuno se comunicó con Eduardo Kira, presidente de la Cámara de Hoteleros y Gastronómicos de Salta, quien expresó que desde el sector no están de acuerdo con volver a cerrar sus establecimientos y que una clausura por 21 días “sería prácticamente terminal" para muchos emprendimientos gastronómicos.

“La verdad creemos que no estamos en condiciones de seguir cerrando los establecimientos. Sabemos que es prioritario el tema de la salud pero también cumplimos con todos los protocolos de salubridad desde que comenzó la pandemia y con la escasa gente que sale a utilizar nuestros servicios de bares y confiterías sabemos que no tiene la incidencia que hay otros lugares como bancos o supermercados que tienen una afluencia más importante”, expresó el empresario local.

Luego de una semana de estar cerrados, en un contexto de brote de casos de COVID-19 y con un sistema sanitario al borde del colapso, los locales comerciales volvieron a abrir sus puertas después del Milagro, pero con una particularidad: no está permitida la permanencia de personas en lugares cerrados. El día de su apertura, se vieron mesas y sillas de bares y restaurantes vacías. 

Eduardo Kira comentó que en la Ciudad de Salta, la gastronomía tiene una excesiva oferta y pero a causa de la pandemia en estos momentos hay poca clientela y consideró que no es significativa como para que haya aglomeraciones sino todo lo contrario. 

“Cada vez hay menos gente ocupando nuestros establecimientos nosotros no somos un factor de incidencia para la propagación del virus por lo que no estamos de acuerdo en que no podamos mantener abiertos nuestros establecimientos”, afirmó. 

Desde el sector afirman que se debe cuidar la salud pero aseguran la debacle que a tener esta actividad si se decide cerrar va a ser impresionante y que más del 60 por ciento de los locales están en una "situación terminal".

“Sin empresas no hay empleo, sin empresas no hay impuestos, sin empresas no existe la inversión, por lo tanto si no hay empresas tampoco va a pode haber salud por eso necesitamos tener los establecimientos abiertos con los protocolos que corresponden”, afirmó el presidente de la Cámara de gastronómicos.

Eduardo Kira aseguró que si desde el sector hubiesen visto que eran factores de riesgo hubieran cerrados. Además expresó que esta demostrado que la incidencia de contagio es baja. 

“Cada vez que cierran lo único que hacen es perjudicar la producción y el comercio por lo tanto necesitamos tener los establecimientos abiertos porque no somos factores de riesgo. Nosotros preferimos el diálogo y llegar a acuerdos que sean productivos que no afecten la salud y la productividad”, finalizó el empresario salteño.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...