Por escapar se llevó por delante a dos gendarmes

En una audiencia de formalización de la investigación penal, y a instancia de planteos realizados por el fiscal subrogante de Orán, Luis Valencia, el juez federal de Garantías, Carlos Martínez Frugoni, hizo lugar a la imputación y dictó la prisión preventiva de Hugo Armando Amador, de 40 años.

Estas medidas se decretaron el viernes pasado, en el marco de la investigación de un hecho que tuvo lugar el 20 de enero pasado en la ruta 5, a la altura del paraje Uriza, a la salida de Orán. Alrededor de las 7.30, un móvil de la Gendarmería Nacional transitaba por esa vía procedente de Rivadavia Banda Sur con tres efectivos.

Según lo expuesto por el fiscal Valencia durante la audiencia, los gendarmes se dirigían a Orán en una camioneta de la fuerza, identificada y con las balizas encendidas, en el marco de un mandato judicial. De frente vieron una camioneta blanca, cuyo conductor al divisar el móvil de la Gendarmería se detuvo y realizó un giro en "U".

A los pocos metros, sin embargo, la camioneta volvió a girar y retomó la circulación anterior, por lo que los gendarmes estacionaron el móvil en la banquina y colocaron los conos y demás elementos para proceder al control del rodado.

Maniobras

"Según lo informado por los efectivos, la camioneta aceleró y en zigzag se dirigió directo a los dos gendarmes que con linternas le hacían señas para que baje la velocidad y se detenga. Lo que no sucedió, pues la camioneta avanzó con la intención de embestir a los gendarmes", relató el fiscal.

Afortunadamente los uniformados reaccionaron a tiempo y se arrojaron a un costado de la banquina, sin resultar lesionados. No obstante, agregó Valencia, la camioneta siguió de largo y chocó con el móvil de la fuerza, tras lo cual se detuvo a unos 300 metros, ya que el fuerte impacto derivó en un desperfecto mecánico del rodado.

"Esta clase de maniobras temerarias ejecutadas para evadir el control de la fuerza de seguridad son comunes, por lo que la Justicia debe responder de manera ejemplificadora a fin de poner un tope a hechos", sostuvo el fiscal.

De inmediato, los dos gendarmes, quienes declararon en la audiencia, acudieron en auxilio de un compañero que había quedado en la camioneta de la fuerza, quien resultó con lesiones en el rostro y la cabeza.

Una abultada carga

Tras perseguirlos, los gendarmes lograron detener al conductor que fue identificado como Amador. Al revisar la camioneta Ford Ranger, ya en presencia de testigos civiles, se pudo establecer que en la caja y asiento trasero llevaba 418 kilos de hojas de coca.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...