Traficaban aceite comestible a Bolivia con una manguera

Una finca situada del lado argentino lindante con la quebrada internacional fue allanada el martes pasado por el Escuadrón 61 de Gendarmería, Aduana, la AFIP y la DGA por una causa en la que el Juzgado Federal de Tartagal investiga el contrabando de aceite comestible. De acuerdo a lo que se conoció, utilizaban una manguera que transportaba el líquido hacia Bolivia.

Durante el allanamiento se secuestraron dos escopetas, cartuchos calibre 16, tres bases radiales móviles, ocho cámaras de seguridad y diferentes chapas patente de vehículos.

También se halló documentación varia de interés para la causa y blocks de motores con pedido de secuestro. Durante el operativo se descubrió además 100 kilos de soja en bolsas de arpillera.

Se secuestró un tubo de polímero de dos pulgadas y media y de 100 metros de largo, que era utilizado para el contrabando de aceite comestible desde Argentina a Bolivia.

Como resultado de la operación, tres personas -dos varones y una mujer- quedaron comprometidas en la causa, aunque por ahora permanecerán en libertad.

Además, el juez a cargo del procedimiento mandó a destruir los puentes existentes sobre la quebrada internacional, que eran usados como pasos no habilitados para facilitar el contrabando de mercadería.

Intervinieron efectivos del Escuadrón 61 "Salvador Mazza", con apoyo de personal del Destacamento Móvil 5 y de AFIP-

DGA Delegación Pocitos. Los efectivos dieron cumplimiento a una medida judicial librada por el Juzgado Federal de Garantías de Tartagal, mediante la cual se disponía el allanamiento de la finca situada en el sector conocido como El Portón de Beracca.

Allí, los gendarmes habían detectado un conducto tubular que se encontraba bajo tierra y continuaba su trayecto, atravesando la quebrada internacional hasta el Estado Plurinacional de Bolivia.

En presencia de testigos, los funcionarios registraron el inmueble en cuestión e hicieron un recuento de los elementos secuestrados.

Como resultado del procedimiento y de distintas tareas investigativas, los uniformados constataron que se utilizaban camiones cisterna cargados de aceite comestible.

De esta manera, se aprovechaban las condiciones que ofrecía el terreno elevado del lado argentino, donde desarrollaron un sistema con mangueras en partes enterradas hasta un metro para evadir los controles.

El Magistrado interviniente orientó la incautación de los elementos hallados en el inmueble. También impulsó y supervisó la destrucción de dos puentes que atravesaban la Quebrada Internacional, los cuales eran pasos no habilitados que se utilizaban para el contrabando.

El año pasado se había detectado también en la zona de frontera una organización que aparentemente estaba cobrando por el ingreso ilegal de personas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...