El osobuco pasó a integrar la carta gourmet de los jóvenes más sofisticados

El osobuco, corte que años atrás formaba parte de los platos más populares y económicos del recetario criollo, se ha “reinventado” e ingresó de lleno en las preferencia culinaria de los millennials y de la generación X. 
Al disco de arado de la pampa o del Valle de Lerma, en sandwich, a la milanesa, con timbal de arroz al azafrán y malbec o en una ragout, el osobuco pasó a integrar las sofisticadas preparaciones que desde hace un tiempo comenzó a protagonizar las reuniones de muchos salteños. 
“Si hay pobreza que no se note. Además, suena más cool invitar a alguien a comer osobuco braseado con tomates cherry, que a compartir un simple puchero. Pero por sobre todas las cosas es muy rico. Los más jóvenes tienen que descubrirlo, no se van a arrepentir”, contó Martín Miguel, vecino de barrio Casino.
Ante los precios astronómicos de los típicos cortes que otrora consumían masivamente los argentinos, los 200 pesos del osbuco común o los 300 pesos de su versión especial lo transformaron en una verdadera vedette. 

 

El osobuco

El osobuco era un corte inferior, algo olvidado, pero no por eso menos sabroso si se lo prepara con la debida anticipación para lograr terneza. Su principal atractivo se halla en el centro del hueso, donde se encuentra el caracú, tuetano especial para untar en pan. Solía ser acompañado con puré o verduras hervidas, polenta y hasta agregado en guisos carreros. Hoy es acompañado con pecanes, queso crema o regianito y por deliciosos vinos de las mejores bodegas de los Valles Calchaquíes o laqueado con cerveza negra.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...