Una mujer de Rosario de la Frontera arriesgó su vida para salvar a su amigo enfermo

Pocos días atrás, una vecina de la comunidad rosarina, Mariana Gómez, de 33 años de edad, no dudó en arriesgar su vida para asistir a su amigo quien tenía COVID-19.

Gómez, en esos instantes se encontraba cerca del domicilio de su amigo, la hija del hombre salió en búsqueda de ayuda y la mujer entró al lugar y le realizó primeros auxilios, los cuales aprendió años atrás mediante una capacitación. Lamentablemente el hombre no resistió y cuando llegó la ambulancia, ya había fallecido.

Como ya es habitual en Rosario de la Frontera, inmediatamente se viralizó la valentía de Mariana en las redes sociales.

"Yo estaba por el barrio donde vivía mi amigo y justo llegó uno de los hijos a pedir ayuda, nos pedía que llamemos al 911 o algún número de emergencia", relató a El Tribuno.

Recordó que "justo el vecino estaba aislado porque tenía COVID-19. Entonces, efectivamente nos comunicamos con el 911 y nos dijeron que ellos se comunicarían con el hospital para enviar la ambulancia".

"En ese lapso, hasta que llegó la ambulancia, le pedí permiso a su hermana para ingresar al domicilio, sentí que necesitaba entrar para ver qué es lo que podía hacer por él", señaló.

"Lo primero que hice es ponerlo de costado, y traté de despejar las vías en caso de algo le provocara alguna asfixia. Luego le realicé los masajes cardiovasculares, que se usan para la reanimación. Hice todo lo que pude hasta que llegó la ambulancia. Pero cuando llegó, lamentablemente ya no había nada que hacer", dijo con congoja.

"Fue un impulso"

Ante la pregunta acerca de si pensó en el riesgo de contagio, Mariana expresó que "sabía que él estaba aislado, creo que el riesgo está en todos lados, pero en esos momentos no lo pensé, fue un impulso, era un amigo y realmente lo hice de corazón".

"Creo que lo hubiera hecho por cualquiera y más siendo un ser querido. En este caso él era muy amigo mío y cuando supe que era él quien necesitaba la ayuda, no dudé en pasar al domicilio e intentar socorrerlo", dijo convencida.

Cabe señalar que la mujer no es enfermera. Al respecto indicó que "años atrás yo era personal de seguridad y en la empresa donde trabajaba, hice un curso donde nos enseñaron primeros auxilios básicos en caso de alguna emergencia. Nos enseñaron cómo asistir a una persona hasta tanto llegue una ambulancia", detalló.

El PCR dio negativo

Cabe señalar que Gómez actualmente no tiene un trabajo fijo y sobrevive cuidando a ancianos o lavando ropa para poder costear una pieza que alquila para vivir.

Al haber tenido contacto directo con el fallecido, la mujer tuvo que aislarse durante cinco días, tal como lo indica el protocolo sanitario.

En ese sentido, contó que "como tuve contacto directo con el paciente, me tocó aislarme cinco días, pero como verán, en el lugar donde vivo, también viven otras personas que son muy mayores. De hecho son un grupo de riesgo y no podía aislarme en donde alquilo".

"Como no tenía un lugar para pasar el aislamiento, afortunadamente una vecina me contactó con el grupo que ayuda Rosario Unidos, y ellos me consiguieron una pieza y alimentos", recordó.

Finalmente, una vez que pasaron los días, se hizo el análisis PCR, que dio negativo.

En cuanto a la valentía que tuvo, expresó, "Hice lo que pude, aunque uno corra esos riesgos, creo que es más importante la parte humana".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...