Cachi, un destino turístico que se apaga por  las idas y vueltas con las restricciones

Cachi se encuentra perdida entre sus paisajes. Dueña de una belleza única, este pequeño pueblito del interior de Salta fue nombrada como la joya más preciosa de los Valles Calchaquíes. El turismo potenció esta localidad y la convirtió en uno de los destinos turísticos más visitados. Sin embargo, hoy está vacía. La pandemia se está llevando de a poco tantos años de trabajo. Durante el 2020 cerraron cuatro restaurantes y un bar, y los que quedan en pie se encuentran ahogados por la situación generada por el coronavirus.

El Tribuno dialogó con varios empresarios del sector, que vienen desde hace años apostando al crecimiento de la región. En conjunto pidieron poder seguir trabajando. Que haya un acompañamiento de las autoridades locales y provinciales que los ayuden a pasar los momentos de incertidumbre que se generan.

Fabio Ortiz, dueño del restaurante El Viejo Almacén, expresó que "se está matando una industria" que es un motor para la región. Desde el sector no niegan la pandemia, pero también aseguran que el turismo no es un foco de contagio.

"Hoy no hay un alma y los pocos restaurantes que quedan se están fundiendo. El COE de Cachi me obligó a hacer cambios en mi negocio para atender, pero no hay turistas. Reclamamos que nos dejen laburar. El año pasado a todos los que vivimos del turismo nos hicieron que nos preparemos para recibir al turista y aplicar los protocolos para que después no venga la gente. Estoy parado en la puerta de mi negocio y tengo todo alrededor vacío, no hay nadie", expresó.

Fabio Ortiz contó que hace unas semanas el municipio no dejaba pasar a nadie y la resolución que habían publicado las autoridades decía que se podía circular hasta las 15.30. Esta situación desalentó a los turistas que querían llegar hasta Cachi, porque a esa hora tenían que irse a sus hoteles y quedarse en sus habitaciones.

Gustavo Berguesi es el dueño de uno de lo hoteles más antiguos del pueblo. El propietario de El Cortijo Hotel Buotique afirmó que Cachi es conocido como una de las perlas de Salta y que tiene muchos años de desarrollo privado.

"De golpe, la pandemia nos obligó a cerrar nueve meses y fueron meses difíciles de mantenerse pero sobrevivimos, aunque algunos no lo lograron. Después tuvimos tres meses de buen trabajo y ahora de vuelta estamos con dificultades", expresó. Si bien hoy se puede ir a Cachi, el empresario local contó que está difícil la circulación porque hay departamentos que están en una situación de alarma epidemiológica o alto riesgo, entonces se les complica a los turistas poder llegar al destino.

"El hotel está abierto, por supuesto, pero es complicado llegar. Ahora la mayor cantidad de personas que vienen a Cachi vienen desde Salta. En las buenas épocas teníamos un 80% de extranjeros. Después de estar tantos meses cerrados, cuando abrimos trabajamos con público salteño y un poco del resto del país", dijo.

El empresario aclaró que paradójicamente están trabajando más los días de semana que los fines de semana, porque las restricciones aumentan los días no laborables, cuando antes era al revés. "La temporada de invierno viene complicada, porque si seguimos con este nivel de casos y los cierres parciales no va a haber tanto turismo y en invierno lo fuerte es Cachi. Nuestra temporada comienza en Semana Santa y termina en octubre. O sea que junio, julio y agosto son los meses fuertes", detalló.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...