Tren de Alemanía, a cincuenta años de su cierre definitivo

 El 27 de julio de 1971 un rumor que corrió como reguero de pólvora, sorprendió a los salteños: el tren de pasajeros entre Salta y Alemanía sería suspendido. Al día siguiente, El Tribuno se hizo eco del trascendido y bajo el título: “Será suprimido el servicio de pasajeros por tren a Alemanía”, desarrolló la breve noticia: “Trascendió en esferas ferroviarias que a partir del primero de agosto próximo quedarían suspendidos los servicios que realiza actualmente el coche motor de pasajeros entre Salta y la localidad de Alemanía y viceversa. No se informó acerca de los motivos de la medida, suponiéndose que se trata de una disposición de carácter económico que atentará sin duda en la promoción de la zona, ya que la supresión de dicho servicio resta una comunicación de indudable importancia para y de los Valles Calchaquíes con el resto de la provincia. La línea férrea hasta Alemanía que es su punto terminal, denominada por el ferrocarril como ramal C-13, se convertirá así, con la supresión de dicho servicio, en una vía muerta”.
Un año antes (1970) había sido suprimido el tren a Campo Quijano y ahora era el turno al coche motor de Alemanía. Con la primera suspensión habían quedado sin trenes Cerrillos, Rosario de Lerma y Campo Quijano, pero con la última medida quedaban en “vía muerta” Cerrillos, La Merced, El Carril, Chicoana (Las Moras), Coronel Moldes, Ampascachi, La Viña, Talapampa y Alemanía. Todo era resultado del plan ejecutado desde la presidencia de Ferrocarriles Argentinos por el general Juan Carlos De Marchi.
Lo cierto es que ante tan trascendente anuncio, nadie levantó la voz siquiera para intentar resistir la medida. Los intendentes que eran de facto como el Gobierno de entonces, se llamaron a silencio y lo mismo la dirigencia política de aquellos años. A nadie conmovió la clausura de un ramal que cumplía un servicio esencial entre los valles de Lerma y Calchaquí. Pero que además, dejaría pueblos aislados, gente desocupada y una economía estancada cuando Cabra Corral estaba a punto de inaugurarse.

Se confirma el rumor

Finalmente, el 30 de julio de 1971 el trascendido se confirmó. Ese día El Tribuno anunció: “A partir del próximo domingo (1/8/71) queda suprimido el servicio Salta Alemanía”. Y más abajo: “Como lo había anticipado El Tribuno, a partir del primero de agosto de 1971, quedará definitivamente suspendido el servicio de pasajeros que regularmente cumplían coches motores en el Ramal C-13 a la localidad de Alemanía. Así lo confirmó la Oficina de Movimiento Salta del Ferrocarril General Belgrano”.
Más adelante, se hace hincapié en los inconvenientes que acarreará la medida y señala: “Incidirá notablemente en la poblaciones que otrora se crearon precisamente alrededor de las estaciones intermedias hacia aquella localidad terminal. El progreso y la proyección económica de la zona prosigue el articulista- no condice en absoluto con la medida que se acaba de tomar. Da la pauta de esta situación, el hecho que únicamente se habilitará un tren de carga que saldrá de la estación Salta todos los miércoles a horas de 10 y regresará al día siguiente con el mismo horario. Ello servirá -dice el Ferrocarril Belgrano- para descentralizar el gran movimiento de cargas generales sobre todo las correspondientes al tabaco y otros productos del Valle de Lerma”.
Finalmente, se destaca la importancia del ramal clausurado: “De esta forma -dice- al fértil Valle de Lerma, considerado unos de los más largos del mundo con casi 130 kilómetros de extensión, se le ha cercenado una de sus vías de comunicación más importantes, que si bien no representa algo extraordinario, era sumamente necesaria para toda una comunidad extendida en la zona y su valiosa proyección económica, cada vez más próspera”, concluye. 

El C-13 y Cabra Corral

Cuando el periodista habla de la valiosa proyección económica del ramal C-13, hay que recordar que su clausura ocurrió cuando Cabra Corral ya transitaba su última etapa constructiva. Y al respecto, habrá que traer a la memoria algo que casi nadie menciona: el importante papel que cumplió ese ramal en la construcción del embalse de Cabra Corral. Casi toda la maquinaria pesada de Panedile Argentina utilizada en esa obra, llegó desde el puerto de Buenos Aires por vía férrea a Coronel Moldes. Aun hay quienes recuerdan el paso de los trenes transportando inmensas maquinas nunca antes vistas por estos lugares. Y además, por esos mismos rieles, también llegaron cientos de toneladas de hierro y cemento para el embalse más grande que por entonces se construía en el norte argentino. Y por fin digamos que fue un joven nostálgico de aquellos tiempos quien intentó en los años de 1980, hacer correr un emprendimiento ferroturístico: “El Tren al Cabra”. Era el Lic. Miguel Cheda.

El abandono de C-13

El abandono en el que cayó el ramal C-13 en el tramo Cerrillos - Alemanía a poco de su clausura, fue realmente lamentable y vergonzoso. Desde un principio fue sometido a un saqueo sistemático por parte de privados como de autoridades comunales oportunamente denunciadas ante la justicia. Muchos dueños de campos aledaños a los rieles clausurar alcantarillas y puentes menores, ante la indiferencia de organismos provinciales (ex AGAS y Vialidad), que tendrían que haberse ocupado de preservar esas obras de artes destinadas al riego y a los desagües pluviales.
Y justamente, hace dos años cuando el intendente de El Carril don Efraín Orozco intentó resucitar el Ramal C-13 junto a su par Juan Angel Pérez de La Merced, el periodista Jaime Barrera de El Tribuno, hizo una nota al respecto. Entre otras cosas señaló con gran acierto: “De los 102 kilómetros de extensión de estas vías desde Salta hasta su último apeadero en la vieja estación del paraje Alemanía, en la zona de Guachipas, por la ruta nacional 68, son alrededor de 19 kilómetros que podrían ser utilizados a corto plazo, lamentablemente la línea férrea está borrada por los sembradíos y el alambrado de las fincas tabacaleras, o sea, privados que cercaron la propiedad del Estado sin permiso”.
Más adelante Barrera agrega: “Del kilómetro 1.149 de Cerrillos hasta el 1.159 de La Merced los rieles están tapados por siembras, ganados y hasta un loteo que ahora hizo suyo el pedazo de tierra del ramal ferroviario.
Entre La Merced, con una vieja estación refaccionada para actividades turísticas, la trocha está fuera de plano. Algunos rieles fueron sacados por manos extrañas para ser utilizados en corrales y en otros casos para postes de luz de fincas.
En el río Rosario el puente está deteriorado por el robo de durmientes. Yendo hacia El Carril, en el paraje Las Pircas en el kilómetro 1.160 hasta la estación Zuviría son apenas 8 kilómetros que desaparecen en las fincas. Dos puentes sobreviven inertes en medio del monte”.
Más adelante el periodista añade un interesante dato señalando: “Según los técnicos, son alrededor de 400 mil metros cuadrados de superficie ocupada por campos agrícolas de la zona, algo parecido a 40 hectáreas usurpadas al ferrocarril en esta zona del Valle de Lerma”, concluye Barreras.

Daños colaterales

Más allá del perjuicio causado por el cierre del ramal efectivizado hace cincuenta años por Ferrocarriles Argentinos, la provincia también se vio perjudicada por los cierres de las alcantarillas y puentes menores ocurridos especialmente en el tramo Cerrillos - La Merced. En ese trayecto, al taponarse los pasos de agua de oeste a este, el terraplén del ferrocarril se transformó en muro de contención de las corrientes acuíferas que bajan del río Toro. Esto trajo como consecuencias que la corriente, buscando su pendiente, inundara caminos aledaños, entre ellos la ruta nacional 68 y la provincial 49 o Camino de los Vallistos, este último en estado deplorable por las lluvias estivales. Un fenómeno que antes de 1970 no se producía.

Un poco de historia

El Ramal C-13 nace en General Güemes y tenía otro objeto, a fines del siglo XIX, unir Salta con San Juan. 
La obra se inició casi en forma simultánea en las dos provincias llegando la sanjuanina solo hasta San José de Jachal y aquí hasta Alemanía. En los primeros años la obra tuvo un buen ritmo de trabajo ya que en 1898 se inauguraron las estaciones de General Alvarado, Cerrillos, La Merced y Zuviría en El Carril. Luego avanzó a menor ritmo hasta 1916 cuando alcanzó Talapampa. Allí el tendido sufrió varios años de retrazo, logrando finalmente arribar a Alemanía donde quedó paralizado. 
El primer paso para reactivar este ramal tendrá que ser la recuperación de las tierras que en cincuenta años se usurparon al ferrocarril. 


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...