El arbitraje femenino se anima a romper el molde

Hacer historia encierra un número de acciones que se encadenan para romper un molde, algo que parecía debía ser así tan solo porque estaba dictado de esa forma. Pero con el tiempo llegan nuevas formas, protagonistas que se animaron a pisar fuerte con el fin de ganarse un lugar a base de esfuerzo, capacitación y resolución como el que se dio días atrás en el básquet y más precisamente en el arbitraje.
Por primera vez en la historia de la Asociación Salteña de Básquet Masculino (ASBM) se eligió un terna arbitral ciento por ciento femenina para dirigir la final de su categoría mayor: la primera división. No fue solo un cotejo, sino dos de los tres de la final que tuvo a mujeres dirigiendo la serie entre Sargento Cabral y El Tribuno BB. 
Ethel Garello, Gisela Ruiz Vázquez y Natalia López fueron las protagonistas de esas noches sin igual que tuvo el arbitraje salteño. Marcan un precedente y abren puertas para que más mujeres se sumen al área de hacer cumplir el reglamento. 
Las tres forman parte de la Escuela de Árbitros de Básquetbol de Salta que se formó hace aproximadamente un año con el aval de la Escuela Argentina y de la Federación Salteña. Ethel, la directora de la entidad local, le contó a El Tribuno como llegaron a este momento bisagra del arbitraje femenino. 
“Decidimos ir las tres a dirigir el segundo partido de la final de mayores y como nos salió muy bien el partido se nos ocurrió volver a repetir. Mayormente no se repiten las ternas, pero los hombres respetan mucho más a una terna arbitral de mujeres, esa también era la idea. Disfrutamos mucho el juego, que es lo que uno busca, que se juegue, que no haya golpes, conflictos, ni enfretamientos entre los jugadores”, contó Ethel sobre como vivieron la final, esta vez dentro de la cancha y no fuera de ella.
Las tres ya tienen un campo de experiencia en el básquet masculino y femenino. Ya “pitaron” en los torneos federales, también en la divisiones juveniles y ahora le sumaron la final de primera.
Garello no solo habló sobre lo que fue la definición de principios de semana sino también de como se fue involucrando en el mundo del arbitraje. “Cuando tenía 17 años mi instructora, Romina López, me invitó a ser árbitro, me llevó a una cancha sin que yo supiera nada. Ahí surgió la idea, obviamente me empezó a gustar, a sentir esa adrenalina que a todos nos gusta y decidí volcarme a ser arbitro”, relató Ethel. 
A los 18 años debutó como referí en el Torneo Federal; previamente fue recibiendo capacitaciones y evaluaciones que le permitieron llegar a dirigir encuentros de carácter federal.
Dentro de ese camino se atrevieron a superar distintos obstáculos que tiene que ver más con la viveza de querer meter presión. “Todo profesor o entrenador quiere ganar y tiene la viveza de hacerte poner nerviosa, te dicen cosas, te gritan cosas que no están permitidas. Por ahí a quien recién se está iniciando no le dan ganas de seguir, pero bueno se trata de insistir un poco, de poner lo mejor”, expresó Garello. Sobre la final entre Cabral y el verdolaga señaló “que fueron respetuosos. Muchos hombres nos      saludaron y felicitaron”. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...