Educación
Dispar adhesión al paro docente en el inicio de las clases presenciales
Sitepsa y docentes autoconvocados llamaron a un paro por las condiciones de bioseguridad, reapertura de paritarias y descuentos.

La vuelta a clases presenciales de la "burbuja A", tras el extendido receso de invierno, estuvo envuelta en la incertidumbre.

Desde diversos sectores convocaron a un paro que tuvo un acatamiento "dispar". Ese fue el calificativo que todos los convocantes dieron porque en algunas escuelas se registraron muchas aulas vacías, en tanto que en otras instituciones la presencia de trabajadores fue alta.

No hay una certeza (aún) en la información en cuanto a porcentajes de acatamiento y hasta el mismo Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia no brindó información ni comunicación alguna sobre la medida de fuerza.

Lo cierto es que la virtualidad brindó canales de comunicación entre familias y docentes, por lo que los trabajadores adheridos a cualquiera de las modalidades de medidas de fuerza informaron sobre el acatamiento. En consecuencia, no hubo estudiantes varados en las puertas de las escuelas.

Tres son los planes de lucha. Uno de paro por 48 horas, otro por 72 y el último es por tiempo indefinido. Los malestares son varios, por salud, por salarios y por descuentos. La complejidad del panorama exige aclaraciones que la comunidad educativa debe conocer.

En primer lugar, no existe una voz uniforme que exprese todo el descontento de una buena parte de la docencia. Son 4 sectores en los que la denominada intergremial docente no tiene incidencia alguna.

Solo Sitepsa (Sindicato de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Salta) se encuentra en esta ocasión convocando a un paro de 48 horas. Su secretaria general, Victoria Cervera, dijo en el programa radial De Buena Fuente que "las bases docentes están solicitando un aumento de un 20% y otras medidas que se incumplieron por parte del Gobierno provincial".

Por otro lado está la Asamblea Provincial de Docentes Autoconvocados, que es la que tiene más delegados y van por las 72 horas de medidas de fuerza. Este sector tiene su principal reclamo en las medidas sanitarias que no cumplen con sus expectativas. "Reclamamos por los 27 compañeros docentes fallecidos por la pandemia. No hay ningún cuidado para los trabajadores de la educación", dijo Marcela Romero ayer en una conferencia de prensa en la plaza 9 de Julio.

Además, está la Asamblea de los Delegados de la Plaza, quienes aseguran que tienen más delegados presenciales en las asambleas. Su convocatoria también fue por 72 horas, pero el foco del reclamo es salarial. Son los únicos que se animaron a tirar sobre la mesa el porcentaje de 75 por ciento de adhesión al paro en toda la provincia. "Nuestra principal indignación es porque la intergremial docente confundió a los compañeros mostrando como logro un aumento cuando en realidad es solo un adelanto de adelanto firmado en marzo; no lograron nada. Nosotros queremos un aumento del 25 por ciento por sobre lo que se consiguió en las últimas paritarias porque lo acordado ya no alcanza por la inflación que hay. Queremos llegar al 60 por ciento de aumento para marzo de 2022 más un bono de 10 mil pesos correspondiente al mes de agosto para cobrar en septiembre", dijo Silvia Di Piazza, referente de Capital.

Por último, está el Movimiento Docente que va por un plan de lucha indefinido.

Para tener una idea de lo que se habla cuando piden más cuidados sanitarios se debe tener en cuenta que los directores de las instituciones educativas no la pasaron tan bien en el primer cuatrimestre de clases presenciales con respecto a los insumos para la limpieza. Una escuela de nivel A, con matrículas que superan los 700 alumnos, recibió 20 mil pesos de la Provincia para adquirir alcohol en gel, lavandina, detergentes, papel, trapos de piso, guantes, etc. Reforzó Nación con 50 mil pesos, pero aun así no alcanzó. Las protagonistas fueron las cooperadoras porque los fondos no alcanzaban. Solo el termómetro costaba 12 mil pesos a principio de año. Ahora habrá que ver para cuánto alcanzan esos fondos con los precios actualizados.

Profundización del conflicto

Los descuentos a los días de paro antes de las vacaciones, lo bajo del sueldo básico, el descuento por el impuesto a las ganancias y la telaraña que es el salario docente son algunos de los puntos clave.
La falta de designaciones de personal de maestranza también afectó el humor en las instituciones. Si bien llegó gente gracias al plan Potenciar, esos trabajadores no son directamente personal de las escuelas y eso sensibiliza mucho cuando se trabaja con niños y niñas.
Ahora bien, el pronóstico para hoy no es bueno porque están anunciando una profundización de los porcentajes de trabajadores de la educación que se sumarán a las medidas de fuerza. 
 

.