Volvieron a aparecer raras señales en los campos de trigo de Tilián

Las huellas en los trigales, de forma circular volvieron a aparecer en los campos cercanos a Tilián, a un kilómetro al sur de Chicoana. Son tres crop circles de alrededor de 6 metros de diámetro que se notan a simple vista. Para los vecinos, son las mismas señales que se repiten desde hace 13 años atrás, en esta misma época y zona, en los alrededores de este pueblo del Valle de Lerma.

Este particular fenómeno tiene impávidos a quienes se acercan a fotografiarlo, o simplemente a buscarle alguna explicación a estas huellas, realizadas por vaya a saber quién o por qué artefacto que las originó. Los trigales están intactos. Solo las tres formas circulares salen de lo común en el extenso campo ubicado a escasos metros del cementerio local.

César Rodríguez, director de Cultura de la Municipalidad de Chicoana, dialogó con El Tribuno sobre estas marcas en los trigales. Sucede que el funcionario fue uno de los vecinos que hace 13 años atrás también investigó de cerca las extrañas marcas en los trigales de la zona.

"Es muy extraño que siempre en esta época, entre septiembre y octubre, surjan estos dibujos en los trigales de Chicoana. Lo que más me asombra, son sus formas y la ubicación de estas huellas", explicó Rodríguez para comenzar.

Entre Tilián, el Cerro Chivilme y el pueblo se forma un triángulo imaginario en donde se han observado en estos años avistamiento de luces extrañas a baja altura, ruidos estremecedores en los cerros y las inexplicables caídas de tres avionetas por problemas en los instrumentales de vuelo, que les fallaron a la hora de navegar por este sector.

"Vinieron en estos años ufólogos de distintos países, y todos coinciden que estamos en una línea directa hacia Cachi y La Poma, como una suerte de ventana que posibilita observar a menudo este tipo de fenómenos y hechos que quedan marcados en nuestros campos", continuó el ahora funcionario, entonces un joven más del pueblo y gran colaborador con la obra de la Iglesia.

En octubre de 2009 las huellas aparecidas sobre los campos, de aproximadamente un metro de profundidad y de formas geométricas, dejaron perpleja a la población. A juicio de los testigos, se trató de señales dejadas supuestamente por objetos voladores no identificados (ovnis).

Los pictogramas marcados ahora en la zona del cementerio colindan de alguna forma con la escuelita de Villa Fanni en donde fueron los primeros avistamientos.

En aquel entonces el director de la Escuela 4.393, José Silva, dijo a El Tribuno: "Jamás había visto marcas de este tipo. Descarto que hayan sido producto de la naturaleza o que alguien las hubiese hecho. Es raro, muy raro".

Para este nuevo fenómeno las marcas son idénticas a las parecidas en esta última década. No hay forma de que hayan sido originadas por el viento, por una máquina agrícola o con la intervención de la mano del hombre. No hay rastros de caminatas en la zona. Solo las circunferencias realizadas a la perfección.

Antiguos testimonios

Algunas vecinas memoriosas de estos pagos recordaron que la década del 60 del siglo pasado hubo algunos sucesos extraños que muy pocos observaron y que se dieron en una amplia zona de Chicoana, en especial cerca de finca Las Moras, a unos 5 kilómetros del pueblo y más cerca de la ruta nacional 68.

"En aquel tiempo, cuando éramos chicos, una tarde cualquiera a la siesta sentimos una gran ruido, como de motores extraños para nosotros, que nos paralizó", dijo una vecina del pueblo que pidió reserva de su nombre.

Y continuó su relato: "Estábamos con mi hermana menor jugando en el galpón de la finca de mi papá cuando salimos a ver qué era ese ruido. Y nos asustamos mucho al ver un aparato muy extraño y muy grande, que estaba como suspendido en el aire a unos pocos metros de altura", dijo la mujer.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...