Presentarán “El origen y creación de la Universidad Nacional de Salta”

El martes próximo se presentará el libro “El origen y creación de la Universidad Nacional de Salta”, de Roberto Germán Ovejero. La cita se cumplirá en el Salón Alvarado, del Club 20 de Febrero, a partir de las 19, con entrada libre y gratuita.
Este libro rescata un texto inédito que dejó escrito el ingeniero Roberto Germán Ovejero (1931-2007) al cumplirse las bodas de plata de la Universidad Nacional de Salta. Es un texto personal y póstumo, redactado al correr de la pluma, donde cuenta los pasos que se siguieron entre la vieja Facultad de Ciencias Naturales dependiente de la Universidad Nacional de Tucumán y la nueva casa de altos estudios. En todo ese proceso de cambio y transformación, el ingeniero Ovejero fue testigo y protagonista. La presente obra es un aporte invaluable para la historia de la UNSa y cuenta con semblanzas biográficas de Roberto Ovejero (h), Arturo López Dávalos, Ricardo Alonso, Fabiana Laguna, Víctor Passamai, Carlos Alonso Benavídes y Juan Francisco Ramos.

Los “discípulos”

“La cualidad que más distinguía a mi padre era su pasión por la educación y la firme convicción de que lo único que realmente enaltece e incluye al hombre es la instrucción y su desarrollo intelectual. Esto le permite tomar decisiones desde la libertad para decidir y, asimismo, le otorga las herramientas necesarias para hacer frente a sus necesidades materiales, acceder a trabajos y profesiones de calidad y potenciar su desarrollo económico”, sostuvo Roberto Ovejero (h).
“Su vocación por la enseñanza no tuvo límites, siempre atento a las oportunidades para lograr que los más jóvenes se formaran. Abocado al desempeño de su profesión no cejó en su empeño por dar oportunidades para aquellos que, no pudiendo trasladarse a universidades fuera de Salta pudieran acceder a estudios superiores. Con empeño y constancia, teniendo muy clara la meta, distrajo horas de su trabajo profesional para dedicarse al logro de la Universidad Pública y Gratuita, la UNSa. Así se convirtió en delegado organizador, con funciones de gestión y en su carácter de ingeniero, se dedicó al proyecto de ejecución de las obras en Campo Castañares”, dijo Arturo López Dávalos.

Secretos del universo

“El profesor Roberto Germán Ovejero fue un hombre que dedicó su vida a hacer ciencia y tratar de desentrañar los secretos del universo, a través de la física y la matemática para describirlo. Ovejero era, sobre todo, un señor, con mayúsculas. Apasionado por la Universidad, a la que tanto quería. Habrá que esperar, como la historia de la humanidad lo hizo con otros grandes hombres, que el tiempo permita a muchos ver lograda su obra”, acotó Víctor José Passamai.
“Siempre hablaba de su real vocación y de la alegría que le producía haber podido dedicarse a la enseñanza en el ámbito universitario y a la investigación en física teórica. Era un docente excelente, incansable en la búsqueda de estrategias para llevar conocimiento a sus estudiantes. Me dejó huérfana pero llena de enseñanzas, convirtiéndose para siempre en un faro que señala la dirección hacia donde quiero ir”, añadió Fabiana Laguna.

Papel preponderante

“Ovejero fue uno de los artífices y pilares fundadores de la actual Universidad Nacional de Salta. Matemático y físico de nota tuvo un papel preponderante en la enseñanza y en la investigación. Estas palabras son un homenaje a su memoria en el marco de la publicación de un texto inédito donde Ovejero nos cuenta una versión objetiva de los hechos que ocurrieron durante su paso al frente de la institución. Sin dudas, en la galería de salteños ilustres y poco conocidos para las nuevas generaciones resalta la figura del ingeniero Ovejero. Entre la pléyade de hacedores de la actual Universidad Nacional de Salta, el ingeniero tuvo un papel determinante como el hombre de la transición desde la vieja Universidad Nacional de Tucumán a la joven y naciente Universidad Nacional de Salta que abrió sus puertas en 1973”, resaltó Ricardo Alonso.
“...Es el espíritu del ingeniero Ovejero, autor y actor de la creación y construcción de esa casa de altos estudios. Él hizo suyo el proyecto de una gran universidad para Salta alumbrado en la vieja Universidad de Tucumán y lo llevó a cabo en toda su magnitud. Ladrillo por ladrillo supervisó toda la construcción. Se aseguró que las empresasconstructoras intervinientes fueran preferentemente locales con ingenieros y personal salteños; quiso que todos los materiales que se usarán fueran de provisión local: gravas, cementos, cal, ladrillos, maderas... y todos de proveedores salteños en preferencia. Era un salteño muy identificado con su tierra”, aseveró Carlos Alonso Benavídes.

Agradecimiento

“Quiero agradecer, en nombre de mi madre y de mis hermanos, los generosos conceptos plasmados, y las valiosas contribuciones históricas que complementan las vivencias relatadas por mi padre hace 25 años y que se acompañan en este libro. Él fue un hombre de profundas convicciones religiosas, morales y cívicas”, agregó Roberto Ovejero (h).
El ingeniero Ovejero le dedicó su vida a la docencia e investigación. Durante treinta y ocho años fue profesor titular de la cátedra de Física II -cargo ganado por concurso de oposición y antecedentes- y luego distinguido como Profesor Emérito.
Como funcionario, fue designado decano de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Tucumán, delegado organizador de la UNSa, secretario de Estado de Educación y Cultura de Salta y decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNSa, los tres primeros cargos durante gobiernos de facto, pero siempre respetando las libertades y derechos de terceros.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...