Sáenz y el pueblo, una sola hinchada en un día muy especial

El gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz, junto al secretario de Deportes, Sergio Chibán, recibió ayer al presidente de Boca Juniors, Jorge Ameal, y a la cúpula de su comisión directiva, en la previa del encuentro entre el xeneize y Agropecuario de Carlos Casares por Copa Argentina.
En la oportunidad el primer mandatario le obsequió un poncho, el emblema gaucho, al titular de Boca, quien a su vez le entregó la camiseta número “10” con el nombre del jefe del gobierno provincial.


En la misma Chibán, también titular de la Liga Salteña de Fútbol, deseó una “feliz estadía en nuestra Salta La Linda” al conjunto xeneize, que fue recibido por una multitud a su llegada a nuestra provincia.
Cabe destacar que el plantel dirigido por Hugo Ibarra despertó el fervor de miles de hinchas que esperaron a la delegación desde tempranas horas en busca de algún recuerdo de sus ídolos.


Boca regresó a Salta después de cinco años, aunque por Copa Argentina volverá a jugar después de 10 años, y en medio de un importante operativo de seguridad, en la puerta del hotel en el que se hospedó el plantel, un centenar de hinchas se congregaron para ver la llegada del conjunto xeneize, mientras Ibarra encabezó la larga fila de integrantes del grupo, que llegó en dos micros ploteados de azul y oro.


Los jugadores, al descender de los micros, se tomaron el tiempo de rodear ambos vehículos para saludar a los hinchas que estuvieron durante horas en la puerta del hotel y otra gran cantidad que escoltaron a los transportes de la delegación desde el aeropuerto hasta la puerta del hotel en una caravana sin precedentes para la provincia de Salta.
Días anteriores se vio en las inmediaciones del estadio en donde se disputará el encuentro largas filas de gente que acampó durante 72 horas para conseguir una entrada para el encuentro que tiene revolucionada a toda Salta.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...