Por el conflicto en el sector de neumáticos, disminuye la cadena de suministros a la industria automotriz

La escena dentro de una fábrica automotriz describe la anormalidad que vive la Argentina. La planta intenta mantener su rutina habitual, pero en el último paso todo se altera: sin abastecimiento de neumáticos, los vehículos no reciben las cubiertas que necesitan, sino las que se consiguen. Así salen de la línea y se estacionan en la inmensa playa logística, a la espera de las ruedas adecuadas, que nadie sabe cuándo llegarán. “Hacemos lo que podemos”, dicen en la empresa.

Lo que ocurre dentro de esa terminal grafica las dificultades que vive hoy la industria automotriz local, en problemas por el abastecimiento de cubiertas por el recrudecimiento del conflicto entre las firmas productoras de neumáticos y el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna). Se trata de una disputa gremial que lleva más de cinco meses y se intensificó en los últimos días, con las tres grandes fabricantes (Fate, Pirelli, Bridgestone) suspendiendo su actividad.

 

Y mientras ambas partes buscan alternativas en una convocatoria del Ministerio de Trabajo, las consecuencias derramaron sobre la industria automotriz. En el sector afirman que, luego de meses de provisión irregular, desde el sábado dejaron de recibir neumáticos y eso afectó los planes de corto plazo. Sin abastecimiento, Ford decidió hoy frenar la producción en los dos turnos en su planta de Pacheco, donde produce la pick up Ranger.

Si bien la fábrica no estaba trabajando a su mayor capacidad, porque en la empresa están haciendo reformas a la línea de producción para ajustar las instalaciones y comenzar la producción de la nueva generación de la camioneta, los problemas de abastecimiento de neumáticos motivaron un freno en la actividad por tiempo indeterminado. “No hay más stock de cubiertas”, advierten en la firma, mientras aguardan la evolución de las negociaciones entre el gremio y las firmas fabricantes.

Por el modo de producción just in time (justo a tiempo) que sigue la industria automotriz, las piezas principales de los modelos están en poder de los proveedores y van llegando a la fábrica en forman constante, por lo que la cantidad acumulada en la planta en muchos casos alcanza solo para unas horas de producción. Ford se abastece de neumáticos de Bridgestone (que el sábado anunció que cerraba sus operaciones locales debido al conflicto con el sindicato) y Pirelli (que ayer adoptó el mismo camino que su competidora).

En las otras terminales la producción se mantiene por el día de hoy, pero a partir de mañana o el miércoles podrían verse obligadas a tomar la misma decisión de frenar ante el faltante de neumáticos. En una de las grandes automotrices, la línea sigue por el momento con su actividad normal hasta el paso final, cuando los vehículos reciben las cubiertas para su traslado hasta las playas. Con stock ajustado y abastecimiento irregular, la decisión fue completar las unidades con los neumáticos disponibles para evitar cuellos de botella y no interrumpir el flujo en la planta. Así, los 0km se acumulan en la planta, y no aguardando el suministro de las cubiertas correctas, para proceder a su despacho.

No hay manera de sacar un vehículo de la línea sin neumáticos, no tiene dónde apoyar el modelo. Estamos muy complicados en la operación. No estamos recibiendo cubiertas desde el sábado y para no parar todo se produce con lo que hay. Entonces, se le pone una rueda que no es la que corresponde hasta conseguir la que se necesita”, explican desde la firma.

En otras terminales que siguen fabricando y reconocen una situación muy compleja, las proyecciones son de cortísimo plazo. “Esta semana estamos cubiertos y no tenemos que parar”, explican en Volkswagen, que en su planta de Pacheco produce los modelos Amarok Taos.

Situación similar atraviesa Renault, que confirma que su centro industrial de Santa Isabel (Córdoba) operará sin faltantes “esta semana”. “Por el momento en Renault estamos con cobertura de stock de neumáticos y no hay previsión de suspender la producción esta semana por ese motivo”, dijeron a LA NACION en la empresa, que en esa planta produce los modelos Logan, Sandero, Stepway, Kangoo y la pickup Alaskan en la línea de montaje compartida con Nissan. De todas maneras, advierten que siguen “con mucha atención” la evolución de la situación en cuanto a la provisión de neumáticos.

En General Motors, que fabrica los modelos Cruze y Tracker en su complejo en Alvear (Santa Fe), la actividad no está afectada directamente por el conflicto. Según indicaron voceros de la firma a LA NACION, la producción de la planta se abastece con neumáticos importados desde Brasil.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...