Fuerte presencia arbitral salteña en el boxeo de los Juegos Evita

Una apuesta fuerte. El boxeo salteño será parte de los Juegos Evita 2022, la principal y más federal competencia deportiva de nuestro país, con la presencia de 10 promesas gauchas, que serán parte de los más de 20.000 atletas de 23 provincias y la ciudad autónoma de Buenos Aires que se darán cita entre el 24 y 29 de octubre próximo.
Y entre ellos estará la única árbitro federada de nuestra provincia, la tartagalense Mariela Arias, quien, tras haber participado en dos oportunidades de la fiesta deportiva, volvió a ser convocada tras su excelente performance.


Y simplemente “Maru”, como todos la conocen, es una “eterna amante” de Sugar Ray Leonard y Carlos Monzón. Junto a su padre se pasaba horas frente al televisor o en las peleas de los clubes observando cada movimiento.
“Yo nunca fui boxeadora, pero siempre fue una pasión. Con papá no nos perdíamos ninguna pelea”, recuerda.
Arias es árbitro y fuerza federada de la Federación Argentina de Boxeo y tras comenzar a ejercer hace 10 años decidió al poco tiempo perfeccionarse y tener finalmente el título que le abre fronteras a su pasión.


Inquieta, incansable y superadora, los desafíos son parte de su vida.
“Fui docente y me jubilé a los 48 años en la escuela Armada Argentina de Tartagal, también trabajé en la parte educativa privada, fui parte del servicio de emergencias “911”, de donde tuve excelentes recuerdos por la experiencia vivida con la comunidad, pero nunca me alejé del boxeo”, destacó.
Hoy entrena a los internos del penal norteño y se prepara diariamente en el gimnasio con movimiento y bolsa, para mantenerse en forma. Además practica con la campeona tartagalense de MMA, Lourdes Oviedo. “Los desafíos son permanentes y las reglas cambian”, reconoce.


Hoy tiene uno nuevo. En octubre será parte del equipo provincial de la Coordinación Provincial de Boxeo, que preside Sergio Oliver Calvet y dejará toda su experiencia junto a los entrenadores Sandra Juárez y Adrián Ríos y al delegado José Yáñez en Mar del Plata.
Y el balance va de la mano del corazón. “Quizás el trabajo de docente fue compatible para tener otra visión de cómo tratar y compartir con los chicos, que tienen una gran ilusión, como cualquier deportista que va a los Evita. De todos modos para el boxeador es como vivir en otro mundo por la experiencia. Acompañarlos, cuidarlos, contenerlos, es hermoso y valioso”, concluyó.

Perlitas y frases

“Maru" Arias tiene 4 hermanos varones, pero ninguno incursionó en el boxeo. Están en la política. Está casada hace 7 años y había conocido a su pareja hace 11.

Las mejores experiencias fueron arbitrando a la “Tigresa” Acuña o Jésica Bop en las exhibiciones, o a representar en los Evita a la Provincia.

El sueño por concretar es llegar a los latinoamericanos o ser reconocida a nivel internacional, pero es consciente que viene gente joven.

“El trato con los varones siempre fue excelente, y hasta me dieron un lugar privilegiado, por más difícil que sea el espacio”.

“El boxeo es una cuestión de pasión y no de dinero y hay gente que no lo comprende. Esa adrenalina que la vivís en el mundo del boxeo es muy especial”.

“La convocatoria me sorprendió para bien, porque creo que este año se han buscado árbitros federados. Hubo una consulta generalizada”.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...